"Hamilton fue robado": una carta de la mujer de Toto Wolff, la versión más cruda de las quejas de Mercedes

Susie Wolff, en el centro junto a Lewis Hamilton celebrando una victoria
Susie Wolff, en el centro junto a Lewis Hamilton celebrando una victoria
Mercedes AMG F1

La estrategia de comunicación de Mercedes tras el GP de Abu Dhabi en el que Lewis Hamilton perdió el Mundial a manos de Max Verstappen está siendo objeto de sorpresa para muchos. Fundamentalmente porque no hubo comunicación en cuatro días: desde el domingo al jueves no soltaron ni una sola declaración oficial.

El 'silenzio stampa' impuesto mientras decidían si seguían adelante con la reclamación ante la FIA dio pábulo a la maquinaria mediática desde Reino Unido, que están presionando para deslegitimar el título de Verstappen. Que no hablasen no significaba que no realicen gestos muy elocuentes, como el de no enviar ninguno de sus coches campeones, el de Fórmula 1 y el de Fórmula E, a la gala de la FIA que se celebra este jueves. 

En las primeras imágenes oficiales, sus ausencias entre los coches que han ganado el resto de mundiales retratan la situación.

En este contexto, y con el plazo para confirmar esa reclamación a punto de acabar, sorprendió que las primeras declaraciones del entorno de Mercedes antes del comunicado oficial llegasen de Susie Wolff. Actual CEO del equipo Venturi de la Fórmula E, expiloto del DTM y expiloto de pruebas de Williams F1, es esposa del máximo responsable de Mercedes, Toto Wolff.

Mientras su marido guardaba silencio a la espera de la renuncia oficial, ella pubicó una carta muy dura en la que directamente acusa a la FIA de haber manchado el final del campeonato e insiste en una tesis que ha calado fuerte entre la afición (y el lobby mediático británico): los dos pilotos contendientes deberían haber empatado por el título porque "Hamilton fue robado". Palabras mucho más gruesas de lo que luego dijeron en el comunicado.

Esta es la carta íntegra:

"Ahondando en en este fin de semana final de carrera, creo que ambos equipos y ambos pilotos merecían ganar. Iba a ser un espectáculo, una carrera histórica y todos esperábamos que acabara sin controversia. No pudo ser.

Lo que pasó es aún difícil de entender y me deja una sensación enfermiza. No la derrota, y no por Max o Red Bull, ellos se merecían ganar y siempre supimos que había una gran posibilidad de que nosotros podríamos no vencer, pero la manera en la que Lewis fue robado me ha dejado una total incredulidad.

La decisión de una persona dentro del cuerpo de gobierno (N.d.T: se refiere a Michael Masi, el polémico director de carrera) que aplicó una norma de una manera que nunca se había visto antes en Fórmula 1 decidió el campeonato del mundo de pilotos de F1. Las normas son las normas, no pueden cambiarse por un capricho de un individuo al final de una carrera.

Lewis Hamilton, tú has mostrado una integridad increíble y dignidad en la cara de la injusticia. Has sido más grande ahí que nunca antes. ¿El resultado de las últimas vueltas del domingo? Aquellos que saben, lo saben, incluso aquellos que no se atreven a admitirlo.

Enhorabuena a Max y enhorabuena a todos y cada uno de los miembros de Mercedes por vuestro récord de haber ganado el octavo título de constructores. Espero que en marzo del año que viene haya un cuerpo de gobierno con integridad deportiva y justicia en su núcleo para que vuelva a enamorarme de la Fórmula 1".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento