Doncic y Dragic guían a Eslovenia a la lucha por las medallas por primera vez en su historia

Doncic, con la selección eslovena en Tokio 2020.
Doncic, con la selección eslovena en Tokio 2020.
EFE

Eslovenia se ha metido en la primera semifinal olímpica de su historia en el torneo masculino de baloncesto tras desarbolar este martes a Alemania (94-70) con el liderazgo de Zoran Dragic (27 puntos) y Luka Doncic (20 puntos, 11 asistencias, 8 rebotes).

Después de imponerse a España en el cierre de la fase de grupos, la vigente campeona de Europa cumplió con los pronósticos y sumó su cuarta victoria consecutiva en el Saitama Super Arena, donde peleará por meterse en la final contra Francia o Italia.

La puntería de un inspirado Dragic (11/13 en tiros de campo) y la versatilidad de Doncic, que volvió a rozar el 'triple-doble', fue demasiado para un rival que tuvo como máximo anotador a Maodo Lo (11) y que se marcha de los Juegos Olímpicos con una sola victoria en cuatro partidos.

El conjunto de Aleksander Sekulic demostró que tiene más planes que el A. Como ya ocurrió ante España, fue capaz de jugarle a un equipo que le propuso un duelo más lento y trabado, nada que ver con sus dos primeros partidos a la carrera. Junto a Doncic, respondieron Zoran Dragic (27 puntos y 6 rebotes) y Mikey Tobey (13 y 11).

No hubo mucho consuelo para Alemania, que llegó con muchas dudas a los cuartos de final de sus partidos del grupo y ya con el 25-14 del primer cuarto vio claro que tendría muy difícil pasar. Los 11 puntos de Maodo Lo y los 9 con 7 rebotes de Isaac Bonga fueron lo más destacado del conjunto de Henrik Roedl.

Eslovenia es una de las grandes favoritas a llevarse el oro tras un torneo impecable. Por el otro lado del cuadro, la selección de Estados Unidos, si España no lo impide, está llamada a ser la que tenga que luchar con garra para negarle a Doncic el trono olímpico. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento