Así fue el protocolo que le salvó la vida a Eriksen tras su desplome en el debut de Dinamarca en la Eurocopa

Christian Eriksen es estabilizado por el equipo médico tras desplomarse en el Dinamarca-Finlandia.
Christian Eriksen es estabilizado por el equipo médico tras desplomarse
EFE
Christian Eriksen es estabilizado por el equipo médico tras desplomarse
EFE / Atlas

La Eurocopa vivió uno de los momentos de más angustia en su historia el pasado sábado mientras se jugaba el Dinamarca-Finlandia, cuando a escasos minutos del descanso, la estrella danesa Christian Eriksen caía desplomado sobre el terreno de juego. Pese a que los finlandeses se terminaron llevando la primera victoria de su historia en una gran competición con gol de Pohjanpalo, los héroes de la tarde fueron los médicos.

Durante más de diez minutos el campo enmudeció temiéndose que lo peor estaba por llegar. Sin embargo, tanto la labor del capitán de la selección danesa Simon Kjaer en primera instancia y más tarde la de los servicios médicos de acuerdo con el protocolo lograron salvar la vida de Eriksen.

La rapidez de Kjaer para poner en la posición adecuada a su compañero y realizarle las primeras maniobras de reanimación fue vital para hacer efectivos los intentos de los médicos por devolver el conocimiento al jugador y evitar posibles lesiones de gravedad. 

Desde la muerte súbita de Marc-Vivien Foé en la Copa Confederaciones de 2003, todos los desplomes sin contacto en el césped se tratan como una parada cardiorrespiratoria. La FIFA pide a los jugadores que en el caso de que un futbolista o árbitro sufra un colapso, este ponga boca arriba y se comience el masaje cardíaco hasta la llegada de los servicios médicos.

Todos los estadios que albergan grandes competiciones han de contar con desfibriladores portátiles disponibles para los médicos de primeros auxilios que aguardan en los laterales del campo. De ese modo, las ambulancias no requieren ingresar en el campo ya que todos los aparatos médicos que se puedan requerir están disponibles de manera portátil.

El protocolo en estos casos permite saltar directamente al verde a cualquier unidad médica, ya sea de algún equipo o de la propia organización, sin requerir de la autorización del árbitro, para apresurar las primeras maniobras de reanimación para estabilizar a la víctima.

Además, este protocolo incluye ciertas indicaciones para la retransmisión y realización del partido, que, en este caso, fueron muy cuestionadas y cumplidas parcialmente. Así, los planos deberían de ser generales y nunca mostrar la acción médica para evitar el morbo a toda costa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento