La decadencia de Old Trafford: plagas de ratones y cucarachas, goteras, óxido, falta de seguridad...

Estadio de Old Trafford.
Estadio de Old Trafford.
EFE

El Manchester United está atravesando un momento complicado en su historia. A una falta preocupante de competitividad en la Premier League, que no ganan -y prácticamente tampoco aspiran- desde 2013, y en Europa se une una desidia generalizada que ha afectado a uno de los templos mundiales del fútbol: su estadio.

El viejo Old Trafford está hecho una ruina. Esta denuncia la hizo un ex 'red devil', Gary Neville, que en su labor como comentarista de Sky Sports afirmó que el estadio está "oxidado". No le falta razón en esa apreciación, aunque no es el único problema que tiene este legendario campo.

'Daily Mail' ha destapado el lamentable estado en el que se encuentra el 'teatro de los sueños'. Desde hace años hay varias partes de las instalaciones que acaban inundadas cuando llueve con cierta violencia, como pasó en 2019 en un derbi o antes incluso en los Juegos Olímpicos de 2012. Los parches que han ido poniendo no han solventado los problemas, lo que ha generado un notable enfado en la afición.

Ya desde hace tiempo es habitual ver ratones en el campo. La situación del estadio en la ciudad de Manchester es propicia para ello, pero en los últimos tiempos han aparecido incluso en los vestuarios, donde tampoco es raro encontrarse insectos como cucarachas. Los aledaños del campo están muy descuidados, y las malas hierbas han tomado la zona, lo que a su vez atrae a este tipo de plagas.

La seguridad, un problema serio

Con las protestas por la Superliga se detectó otro serio problema. Que un grupo de hinchas, entre los que había numerosos hooligans, pudiesen acceder al mismo césped y evitar que los jugadores salieran dejó muy en entredicho las medidas de seguridad del campo. También en parte se debe a la falta de mantenimiento de las instalaciones: verjas oxidadas, puertas que se pueden forzar con relativa facilidad... Sin dejar de lado que las propias paredes de las instalaciones tienen humedades, los lavabos están en mal estado y hay desconchones en prácticamente cada pared interior.

Parte de las críticas hacia los propietarios del Manchester United, los Glazer, es que no han invertido lo suficiente. En la última década se han gastado 118 millones de libras, lejos de los 278 del Liverpool o los casi 380 del Manchester City.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento