Suspendido el United-Liverpool: hooligans invaden Old Trafford e impiden la salida de los jugadores hacia el estadio

Aficionados del Manchester United invaden el césped de Old Trafford.
Aficionados del Manchester United invaden el césped de Old Trafford.
Captura de pantalla ESPN2

El partido entre Manchester United y Liverpool previsto para las 17:30 horario peninsular español ha sido suspendido después de que aficionados del United hayan invadido Old Trafford, tomado el césped e incluso han lanzado bengalas hacia la zona del palco como protesta. Además, otro grupo numeroso de seguidores se ha dado cita en el hotel de concentración del equipo y ha impedido a los jugadores poder salir del mismo camino del estadio. Todo esto como protesta contra la gestión de la familia Glazer, que inscribió al conjunto entre los doce fundadores de la Superliga, viéndose obligada a dar un paso atrás después de indignación de la afición.

Cientos de fans del Manchester United se dieron cita alrededor del estadio del equipo para protestar contra los propietarios. Aproximadamente una hora y media antes un nutrido grupo de seguidores saltó al césped Old Trafford, provocando una situación fuera de control. Aunque desde Sky Sports confirmaron que ningún aficionado entró en los vestuarios, imágenes de fans en el túnel hicieron saltar las alarmas del protocolo Covid-19, obligando a desinfectar dicha zona antes de la presencia de jugadores en la misma. Además, a todo esto se sumó una segunda protesta en el hotel del equipo que impidió a los jugadores poner rumbo al estadio.

El colegiado del partido, Michael Oliver, pudo entrar al estadio alrededor de las 17 horas, al tiempo que la policía local conseguía desalojar el césped del estadio y dispersar a la masa de gente congregada en el hotel del Manchester United. 

Aunque el interior del estadio fue despejado, la protesta continuó en los aledaños del edificio, obligando a la policía montada a efectuar cargas para poder abrir paso ante una posible llegada de los autobuses de los equipos al estadio. Fue entonces cuando se empezó a especular con las 19:30 como la hora final para dar comienzo al partido. Sin embargo no se podía confirmar que el traslado de los equipos a Old Trafford pudiese darse de forma segura y sin incidentes, al tiempo que se estudiaban más que posibles fracturas en el protocolo sanitario marcado por la Premier League en el estadio, por lo que finalmente el encuentro fue suspendido.

La congregación de protesta vino dada por unas palabras del entrenador del United, Ole Gunnar Solskjaer, que comentó que "es importante que los aficionado sean escuchados y tengamos una mejor comunicación". Los seguidores del equipo se lo tomaron al pie de la letra y se están haciendo oír antes del partido contra el Liverpool. "Si hay alguna protesta, es importante que sea con buenos modos y siempre de forma pacífica", pidió el técnico, que no ha sido del todo escuchado a tenor de alguna bengala lanzada al palco antes del encuentro.

Comunicado del Manchester United:

“Tras la reunión entre la Policía, la Premier League, el Trafford Council y los clubes, nuestro partido contra el Liverpool se pospone debido a las condiciones de seguridad tras las protestas de hoy. Hablaremos con la Premier League para acordar una fecha para el partido.

Nuestros fans sienten pasión por el Manchester United y estamos totalmente a favor de la libertad de expresión y la protesta pacífica.

Sin embargo, condenamos las molestias causadas al equipo y los daños que pueden causar a otros fans, el staff y los policías. Agradecemos a la Policía por su apoyo y les ayudaremos en las investigaciones que lleven a cabo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento