Cristina Lazarraga, la 'jefa' española de las motos de agua: "Me aporta libertad total y absoluta en espacio y velocidad"

  • Cristina Lazarraga es el actual referente femenino de una disciplina tan espectacular como dura: la motonáutica.
  • Campeona de Europa en 2019 y subcampeona en 2020, lidera la inclusión femenina en este deporte.
Cristina Lazarraga, campeona de Europa de jetcross y referente español de moto náutica
Cristina Lazarraga, referente española de moto náutica
Pablo Gil García

Cristina Paloma García García, más conocida como Cristina Lazarraga (Madrid, 1993), es un 'rara avis' en el deporte español. No sólo porque practica una disciplina que no es ni mucho menos 'mainstream' como la motonáutica ni por triunfar en un mundo de hombres, sino porque asume con una naturalidad absoluta ser la punta de lanza de las mujeres. Y lo hace sin perder el foco de la actualidad: se declara apasionada del mundo de la política, con especial cariño hacia Ciudadanos y la figura de Inés Arrimadas.

Su carisma y cualidades fuera de la moto (es publicista de formación) le han ayudado a liderar el movimiento por la igualdad en este deporte, hasta el punto de que logró que la categoría Runabout GP4 ladies fuese incluida como parte del programa del Mundial. El resultado: campeona de Europa en 2019 y subcampeona en 2020. 

Tras un año complejo por la pandemia, afronta ilusionada el campeonato de España, que se disputa en Benalmádena (Málaga), pero ya empieza a mirar otras competiciones en tierra: su próximo sueño es disputar el rally Dakar.

Cristina Lazarraga es el referente español - junto a Nacho Arnillas o Carlos Vela Jr. - de la moto náutica. Campeona de Europa Jetcross​ en 2019, su pasión por esta inusual disciplina le hace soñar con otras como el Dakar.

¿Cómo pasa de usar la moto de agua desde el punto de vista lúdico al de competición?

Es algo que me viene heredado. Mi padre era piloto cuando joven y yo he recibido esa pasión por las carreras desde muy pequeña. Mi familia no me dejó competir hasta terminar la universidad y coincidió en tiempos con la posibilidad de creación de una categoría para chicas, lo que ayudó a que mi familia terminase dejándome competir. Entre muchas razones, no competí antes porque se pensaba que era muy peligroso que siendo tan joven compitiese solo con chicos que ya llevaban mucho tiempo en esto y en motos de agua con lo que eso conlleva. Aún así, siempre he competido contra chicos y puedo decir que doy caña y no me ha ido mal. Pero insisto. la pasión por este deporte viene heredada bien por familia o bien por amigos/conocidos que lo practiquen.

Madrileña y en moto de agua: a usted el mar le tiene que tirar mucho...

Por suerte desde que tengo memoria, siempre he podido ir a la playa a veranear. Me siento más cómoda en la playa y en el agua que en la ciudad. De hecho ese fue el motivo por el que me mudé hace un año y medio a Alicante. Es cierto que echo un poco de menos la vidilla de Madrid pero el poder entrenar cuando quiera y poder practicar otras disciplinas porque adoro poder hacer cualquier deporte acuático hace que me sienta muy feliz

Para los menos aficionados: aparte de usted, ¿quiénes son los cracks de esta disciplina?

A nivel nacional, sin duda, Nacho Armillas. Campeón del Mundo junior y a pesar de las lesiones que sufrió hace ya algún tiempo vuelve a estar a tope y peleando por el podio a nivel mundial. Por otro lado, destacaría también a Carlos Vela junior que gana todo aquello en lo que compite. Diría que es hasta un poco aburrido ver sus carreras porque todos sabemos lo que va a pasar al final (entre risas).

"Me enorgullece que se me vea como una pionera pero reconozco que no era mi intención alcanzar esa posición"

¿Lleva bien lo de ser una pionera entre las mujeres o le cansa ya ese estereotipo?

Es algo complejo este asunto porque yo no me he puesto esa etiqueta ni mucho menos era mi intención pero es cierto que empecé a trabajar por algo como que haya más mujeres compitiendo y que se nos reconozca como categoría y eso ha desembocado en que se me conozca como 'pionera'. Me enorgullece que se me vea o se me considere así pero reconozco que no era mi intención alcanzar esa posición. Esta labor es muy dura y aún queda mucho por lograr pero es muy necesaria para cualquier disciplina deportiva y es que gracias a esto he conocido a otras muchas pilotos de diferentes disciplinas y es cierto que poco a poco vamos siendo cada vez más las que competimos.

Pregunta técnica: cuéntenos cómo es la moto en la que compite

Es una moto de cuatro tiempos de 120 caballos. Se trata de una moto muy ligera ya que apenas pesa 200kg y permite que dentro mi categoría pueda pilotarla de forma que pueda rodar bien el motor para alcanzar el máximo rendimiento en cuanto a cilindrada. La ligereza por otro lado también provoca una exigencia física muy importante ya que es tu cuerpo realmente el encargado de los pesos, presiones...

En una entrevista comentaba su admiración por Inés Arrimadas, y ahora que Ciudadanos está en un momento muy bajo, ¿qué consejo puede darle desde el punto de vista del deporte para que remonte?

Me declaro muy fan del mundo de la política, las cosas como son. No es una buena noticia que partidos como Ciudadanos o cualquier otro puedan desaparecer porque al final es necesario tener diferentes opciones, diferentes corrientes de representación. A Inés lo que le diría es que ojalá hubiese cogido las riendas mucho antes de esta lista de batacazos que llevan y seguro que les habría ido mejor, visto lo visto.

"Le diría a Inés Arrimadas que ojalá hubiese cogido las riendas de Ciudadanos mucho antes de esta lista de batacazos y seguro que les habría ido mejor"

¿Qué le aporta la práctica de la moto náutica?

Lo principal sin duda es la libertad. Total y absoluta en espacio y velocidad. Practico todo tipo de deportes de motor pero lo que más me gusta es el propio mar, y eso implica un terreno irregular con una fuerza tremenda por lo que no solo puedes estar pendiente de leer bien las olas sino estar atento por si alguna boya se hubiese movido de sitio...Es una adrenalina brutal. En mi deporte tenemos que pensar realmente mucho independientemente de la exigencia física que ya tenemos para poder estar al máximo.

¿Ha tenido alguna lesión seria o algún susto que le hiciera plantearte dejarlo?

Hace un año me operaron del 'Síndrome Compartimental'. Si no me dedicase profesionalmente a mi deporte no tendría que haberme operado y estando en la camilla antes de entrar a quirófano me planteé hasta dónde estaba yo alargando todo esto por un deporte como el mío. Al final hablamos de una disciplina en la que no ganas dinero, y ver que estás a punto de operarte debido a algo que se puede considerar como hobby te hace replantearte según qué cosas.

¿Cómo se ve dentro de 20 años? ¿Seguirá disfrutando de la moto de agua?

Estoy segura de que así será, al menos como parte de mis aficiones. Si no en una categoría veterana o quién sabe. En un futuro, si dejo de competir, me gustaría aplicar todas mis nociones profesionales de comunicación a este deporte y ayudar a su crecimiento porque es una disciplina muy emocionante y de mucho trabajo. Seguro que mejorando algunos aspectos en el futuro entrarán grandes patrocinadores y yo poder aportar mi granito de arena. Por supuesto, también yo el día de mañana poder tener un negocio relacionado con todo esto.

Cristina Lazarraga describe así ir en moto de agua: "Practico todo tipo de deportes de motor pero lo que más me gusta es el propio mar, y eso implica un terreno irregular con una fuerza tremenda por lo que no solo puedes estar pendiente de leer bien las olas sino estar atento por si alguna boya se hubiese movido de sitio...Es una adrenalina brutal".

¿Qué le diría a una niña (o un niño) que quiere seguir sus pasos?

Que pida una moto a los Reyes Magos y que sus padres se preparen (entre risas). Los niños son esponjas y cuanto antes empiecen más pronto podrán crecer. El apoyo en casa es muy importante y tener una categoría junior a nivel nacional ayuda a progresar por lo que animo a todas las personas a interesarte por la motonáutica y disfrutar de un deporte como este.

¿Qué otros deportes le gustan, de riesgo o no?

Acabamos antes si buscamos qué no me gusta (risas). Adoro cualquier deporte que implique motor, de verdad. No hay nada de motor que no me guste o con lo que no me atreva. Cuando tenía 16 años, tuve un accidente de moto en carretera y me asusté mucho en ese momento pero me sirvió para coger el respeto necesario para disfrutar del mundo del motor. Sigo teniendo en moto y haciendo muchas otras cosas además de la motonáutica pero con un respeto muy grande. Aquel accidente me cambió el modo de ver las cosas y me permite exprimir cada experiencia. Mi vida al fin y al cabo es el motor, tanto en agua como fuera de ella. De hecho, hace no mucho hice una prueba en el Jarama con un coche porque no descarto en un futuro dar el salto al asfalto. Mi sueño es competir en el Dakar y es algo que tengo entre ceja y ceja desde hace muchos años. Estoy segura de que lo podré cumplir y es que además es un sueño compartido entre mi padre y yo y es una meta que quiero conseguir sí o sí. Me encanta competir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento