La pole más loca de la temporada se la lleva Lance Stroll y rompe el dominio de Mercedes

Lance Stroll, en el GP de Turquía
Lance Stroll, en el GP de Turquía
Andy Hone / Motorsport Images / Racing Point F1

Sólo el perverso guionista del año 2020 podría prever lo visto en la clasificación del GP de Turquía. Una clasificación antológica, bajo la lluvia, y que acabó con uno de los pilotos por los que casi nadie habría apostado por la pole: Lance Stroll

El canadiense se ha llevado, en primera instancia, la primera pole de su vida en unas condiciones críticas, y que acabó con el reinado absoluto de Mercedes, que había logrado todas las poles de lo que iba de temporada. Aunque siguen siendo favoritos para el domingo, la lluvia puede dejar sin celebración a un Lewis Hamilton que no salía tan atrás desde hacía mucho.

No obstante, Stroll tuvo que esperar a ver confirmada dicha pole, ya que los comisarios le llamaron a declarar por no respetar las banderas amarillas por un trompo, precisamente, de su compañero Sergio Pérez. No hubo castigo.

La sesión empezó con dos banderas rojas en la Q1. La pista mojada y la imposibilidad prácticamente de dar una vuelta completa hizo que se sacase bandera roja. Media hora después se reanudó, y ahí es donde Max Verstappen empezó a sacar todo lo que lleva.

Algunos equipos intentaron jugársela en la Q2, como McLaren, pero su apuesta salió cruz. Hacer salir a sus dos pilotos con neumáticos intermedios le costó a Lando Norris y Carlos Sainz perder unos minutos clave en los primeros compases de esta tanda intermedia, por lo que por primera vez en este 2020 se quedaron los dos pilotos fuera de la Q3. Por si fuera poco, a Sainz le sancionaron con tres posiciones de penalización por estorbar a Pérez, con lo que en lugar de salir desde la pobre 13ª posición lo hace desde la paupérrima 15ª gracias a que a su compañero también le castigaron con 5 posiciones por no respetar dobles banderas amarillas. El británico partirá 16º.

La cara le salió a Alfa Romeo, que sí lograron estrenarse en una tanda final en esta temporada.

Dado que la pista fue mejorando poco a poco, pero aún no estaba lo suficientemente seca, casi todos salieron con neumáticos de lluvia. Era la estrategia lógica y todo apuntaba a que iba a ser Verstappen, con mucho el gran dominador en estas condiciones, el que iba a romper el dominio de Mercedes este año. Sin embargo, fueron los Racing Point, considerados unos 'Mercedes rosa' por sus similitudes, los que dieron con la tecla.

Sergio Pérez hizo su primer intento con neumáticos intermedios y se puso primero sobrado. La sorpresa mayúscula hizo que algunos entrasen a cambiar ruedas, pero no todos: uno de los que se quedó en pista fue Verstappen. El que montó también intermedios fue Lance Stroll, que casi sin esperarlo, se vio consiguiendo la primera pole de su vida. La celebración del equipo en twitter resume la sensación.

Stroll recibe una buena noticia después de un año muy complicado para él. Ha pasado el COVID-19, se perdió dos Grandes Premios por ello, e incluso su futuro estuvo en el aire pese a que su padre es el dueño del equipo.

El año que viene, con el equipo ya renombrado como Aston Martin, compartirá equipo con Sebastian Vettel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento