El eterno casting de Zidane para buscar acompañante a Benzema

  • El galo ha apostado por dos alineaciones muy distintas en ataque en los dos partidos ligueros
  • Karim es indiscutible, sus acompañantes una incógnita: ninguno convence a Zinedine Zidane. 
Luka Jovic, en un partido del Real Madrid
Luka Jovic, en un partido del Real Madrid
ARCHIVO

Algo antes de las ocho de la tarde del sábado, cuando salió la alineación del Real Madrid para el partido en el Benito Villamarín ante el Betis, nadie daba crédito con el nombre que salía en el once inicial: Luka Jovic. Tras una semana de constantes debates sobre si el conjunto blanco debía de fichar o no a un nueve y de informaciones sobre la presunta nula confianza de Zidane en el serbio, el técnico sorprendió a todos apostando por el punta eslavo.

No era, sin embargo, la primera vez que el entrenador galo dejaba a todos perplejos con su apuesta, su búsqueda de acompañantes para Karim Benzema no ha cesado desde que cogió de nuevo las riendas del equipo madridista hace año y medio y el baile de nombres e incluso de sistema ha sido constante. La confianza que tiene en su compatriota es absoluta, pero ninguno de los numerosísimos atacantes madridistas ha convencido a Zizou para consolidarse como titular indiscutible y las rotaciones han sido constantes durante su dirección.

El llamado a ocupar ese puesto, el que dejó Cristiano Ronaldo cuando se fue en 2018, era Eden Hazard, pero las lesiones han impedido que el belga ofrezca lo que de él se espera. Tampoco ha ayudado sus problemas con el peso, como él mismo ha reconocido, lo que hizo que su primera temporada de blanco fuera decepcionante. La confianza de Zidane en él es absoluta, como demuestra su titularidad en Mánchester ante el City en la Champions en el partido más importante del año pasado, pero de momento sin que esa fe casi ciega haya sido correspondida con buen rendimiento en el campo (solamente ha marcado un gol como madridista).

El diablo rojo está ahora haciendo su particular pretemporada mientras la Liga ha arrancado ya hace dos jornadas para los blancos. El objetivo es que, cuando Hazard es estrene en esta campaña, su tobillo esté al 100% y su forma física sea la adecuada. Hasta entonces, no volverá a jugar el mediapunta belga.

También mucha precaución hay con Marco Asensio, que estuvo casi un año sin jugar y está volviendo a los terrenos de juego con mucha cautela pese a ese estelar regreso en el que marcó nada más entrar en el campo ante el Valencia. Unas molestias en su rodilla izquierda hicieron que fuera baja en la convocatoria de la selección española y el edema que sufre ha hecho que no haya debutado aún esta campaña. A Zidane le encanta el fútbol del balear, pero tocará tener paciencia con él.

Sin Hazard ni Asensio y con Gareth Bale y James Rodríguez ya fuera del equipo, es la hora de que los jóvenes talentos brasileños den un paso adelante. Su presencia en el equipo va, sin embargo, a ráfagas. El rendimiento de Vinícius Jr. fue decisivo en la consecución del título de Liga (gran actuación ante el Barcelona y en la vuelta a la competición postconfinamiento) pero después no jugó ni un minuto ante el City para sorpresa general. En el arranque de esta campaña, fue titular en el estreno en el Reale Arena y después vio todo el partido ante el Villamarín desde el banquillo, algo ciertamente desconcertante.

Con Rodrygo Goes, la situación es similar. Tiene épocas en las que parece indiscutible para Zidane y estuvo en el once inicial en elEtihad, pero después se pasa varios encuentros sin ir ni convocado. Como Vinícius, fue titular en Anoeta y después no saltó al campo ante el Betis.

El caso de Luka Jovic es aún más complejo. Fichado por 60 millones el verano pasado, tuvo muy pocos minutos en su primer año y su rendimiento en ellos fue muy decepcionante. Ante la Real Sociedad no jugó nada pese a que el Real Madrid necesitaba marcar y después ante el Betis fue titular con Zidane cambiando el esquema a un 4-4-2 con el serbio junto a Benzema respaldados por cuatro centrocampistas. No tuvo una gran actuación, pero forzó la expulsión de Emerson. ¿Empezará a contar ahora con más minutos? ¿Justificará por fin la alta cantidad que el club blanco desembolsó por él?

Cuenta el Real Madrid con otros dos nueves. Mariano Díaz y Borja Mayoral no cuentan para Zidane y se les busca salida... pero el primero marcó ante el Barça la pasada campaña y el segundo forzó el penalti decisivo ante el Betis, reabriendo el debate de si no deberían tener un hueco en la plantilla ante la ausencia de fichajes en este verano.

De momento, Mariano rechazó una cesión al Benfica y se aferra a la posibilidad de acabar convenciendo a Zidane, mientras que a Mayoral se le quiere vender para hacer caja, pero mientras aprovecha la ausencia del hispano-dominicano (operado de apendicitis hace un par de semanas) para tratar de demostrar que puede tener un hueco.

La presencia en el equipo de un nueve junto a Benzema es una de las grandes cuestiones. El francés, liberado de la responsabilidad del gol, rinde mejor cuando juega con un atacante puro a su lado. Sin embargo, ello obliga a que el equipo pase a jugar con un 4-4-2, lo que cierra el paso a jóvenes como Vinícius y Rodrygo y obligaría a Hazard a modificar su posición en el campo cuando se recupere totalmente de su lesión.

El último en discordia es Lucas Vázquez, un hombre en el que Zidane siempre ha confiado aunque haya sido para un rol limitado. Lesionado ahora, no se espera que tenga un gran peso en el equipo cuando vuelva, aunque el gallego siempre acaba ganándose minutos importantes gracias a su esfuerzo y a su compromiso con el equipo.

Abierto el casting para acompañar a Karim Benzema, lo que parece claro es que, salvo el galo, habrá rotaciones en cada partido en la zona de ataque, al menos hasta que alguno de los grandes delanteros madridistas dé un paso adelante en su rendimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento