La última queja de la lista de Mourinho: el Tottenham jugó con porterías más pequeñas

Mourinho, durante el Tottenham - Manchester City
Mourinho
EFE

El Tottenham de Mourinho se enfrentó en la noche del jueves al Shkendija macedonio en la fase previa de clasificación a la Europa League, en un encuentro en el que se impusieron por 1 a 3. Abrió el marcador Lamela en el 5, pero en la segunda mitad empataron los locales. No fue hasta el 70 cuando Kane y luego Son hicieron los goles para clasificar a los londinenses.

Un partido de trámite que pudo no haberlo sido, ya que el Shkendija parece haber intentado usar alguna triquiñuela más para darles ventaja en el marcador. En el calentamiento antes del comienzo del partido, los porteros del Tottenham se percataron de que la portería era más baja de lo normal, algo que tras avisar a Mourinho, denunciaron a la UEFA para que fuese cambiado, cosa que al final no ocurrió.

Nada más y nada menos que cinco centímetros de diferencia con el tamaño reglamentario que terminaron sin cumplir para el encuentro. Como era de esperar, el técnico, apaciguado por la victoria de su equipo, habló sobre el hecho en la rueda de prensa posterior. 

"Fue divertido porque mi portero me dijo que la portería era pequeña. Fui a ver y si que lo era. Sentí de inmediato que algo iba mal y conseguimos que entrara el delegado de la UEFA para comprobar que era cinco centímetros más baja. Pedimos entonces unas con las dimensiones adecuadas", pero la petición no fue escuchada.

"Pensé que había crecido, pero luego me di cuenta que la portería era 5 centímetros más baja", bromeó también en redes sociales. De hecho, pese a que quizás en su foto no es tan apreciable la diferencia, la de su pupilo Lloris es más marcada, puesto que el francés, que no destaca por ser un portero alto, alcanza sin problemas el travesaño de la meta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento