Mala clasificación de Fernando Alonso y campanada del novato Álex Palou para las 500 millas de Indianápolis

Fernando Alonso, en Indianápolis
Fernando Alonso, en Indianápolis
JAMES J. BLACK / IndyCar Media

El accidente que sufrió Fernando Alonso en el segundo día de entrenamientos de las 500 millas de Indianápolis ha afectado más de lo que inicialmente parecía.

El piloto asturiano, con un coche remachado, ha demostrado una notable pérdida de competitividad con respecto a lo visto en las primeras jornadas de ensayos y en la clasificación ha hecho su primer intento en una pobre 26ª posición de las 33 disponibles en parrilla, con una velocidad promedio en sus cuatro vueltas de 228.768 mph, lejos de los más de 231 del más rápido.

El sistema de clasificación de las 500 millas de Indianápolis es un tanto peculiar. Primero se realiza una clasificación al uso: salen todos los pilotos y los 33 mejores quedan clasificados (este año no hay más pilotos inscritos debido a la pandemia) y se garantizan un puesto fijo en la parrilla. 

Durante las siguientes tres horas, se les permite hacer un nuevo intento para mejorar esa posición: para ello piden turno en la línea rápida, el conocido como 'fast lane', mientras que el resto van por el 'slow lane', en el que no buscan tiempo sino simplemente prueban. El bicampeón español de Fórmula 1 no intentó mejorar en las siguientes horasa sabiendas de que lo iba a tener muy complicado.

El que no necesitará hacerlo es Álex Palou. El piloto catalán, novato este año en la IndyCar y también en las 500 millas, cuajó un magnífico 7º puesto con un promedio de 231.034 mph. El español se coló de esta manera en el 'Fast Nine' final, los nueve pilotos que se juegan la pole el domingo.

Triplete de Andretti, el que iba a ser el equipo de Alonso

Fernando Alonso compite este año en Indianápolis en la estructura Arrow McLaren SP, pero no era la primera opción. De hecho, esta fue una solución de urgencia después de que se rompiera el acuerdo que tenía con Andretti Autosport, un equipo que conoce bien ya que fue con ellos con quien debutó en 2017.

Irónicamente, este es el equipo que más papeletas tiene para triunfar. Marco Andretti, hijo del jefe del equipo y nieto del legendario Mario, fue el primero de los tres pilotos de la estructura que culminaron un triplete letal, con Ryan Hunter-Reay y Alexander Rossi a continuación. Los motores Honda (son los que lleva Andretti) son claros favoritos en esta edición, con unos Chevrolet que están un paso atrás. De haber cuajado la operación con Alonso, otro gallo hubiera cantado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento