La Fórmula 1 no detendrá un Gran Premio en caso de detectar un positivo por coronavirus durante su disputa

Un aficionado protesta por la cancelación del GP de Australia de F1.
Un aficionado protesta por la cancelación del GP de Australia de F1.
EFE

El presidente de la Comisión Médica de la FIA, Gérard Saillant, ha explicado que están trabajando en el protocolo sanitario para retomar la competición, y descartó que un Gran Premio se tenga que cancelar porque se dé un caso de positivo por COVID-19.

"La situación ha evolucionado desde Australia. Tenemos test de respuesta rápida para confirmar el diagnóstico, aislar y evaluar a las personas que han estado en contacto con un caso positivo. En mi opinión el Gran Premio no sería cancelado. Es como si me dijeras que se cierra el metro porque un viajero ha dado positivo", dijo en una entrevista al diario francés L'Équipe, como respuesta a un posible positivo en medio de un GP.

El 'Gran Circo' planea reanudar la competición el 5 de julio en el Gran Premio de Austria y cada cita tendrá su protocolo. "Nos basamos en muchos estudios nacionales, especialmente en el fútbol. La F1 es un deporte internacional y tienes que gestionar muchos aspectos. Cada país tiene regulaciones diferentes, la situación del circuito, de los hoteles, también influirá. Si la pista está en el campo, las cosas son diferentes a las de la ciudad", afirmó.

Por otro lado, el jefe de la Comisión Médica de la FIA apuntó que se tomarán todas las precauciones necesarias. "En el circuito no pondremos en riesgo a las personas. En el paddock hay formas de verificar más o menos regularmente, ya sea por prueba de PCR o por temperatura", explicó.

"Todas estas precauciones permitirían entre 1.000 y 2.000 personas dentro del circuito. Repetiremos las pruebas a un ritmo que aún debe definirse con las autoridades locales y la OMS", añadió, insistiendo en "limitar los riesgos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento