La carta de Kobe a su yo de 17 años: "Tu vida está a punto de cambiar"

Bryant 24
Kobe escribía en The Players Tribune una carta en 2016
EFE

Tras su retirada, Kobe Bryant no quería que su nombre quedase olvidado y ser recordado solo por su legado en el baloncesto, que tampoco es escaso. Quería trascender. Quería representar ese 'plus' que muchas veces se le exige a la figura de los deportistas y mostrar el lado más humano detras del jugador.

Por eso mismo, comenzó a crear. El mismo día que le retiraban sus dos dorsales (8 y 24) en los Lakers -siéndo el único jugador con dos números retirados-, publicaba un corto animado de su carta 'Dear Basketball', que escribía para The Players Tribune. 

También para esta plataforma escribió una potente carta a su yo de 17 años en la que habla de la familia y el éxito, dos temas que en muchas ocasiones chocan, con un lema principal, "inverte en tu familia, no les des"

"Letter to My Younger Self" - Carta a Mi Yo Más Joven

Querido yo a los 17 años,

Cuando mañana se haga realidad el sueño laker, tienes que encontrar la manera de invertir en el futuro de tu familia y amigos. Suena simple, y puedes pensar que es una obviedad, pero tómate tu tiempo para pensar más en ello.

He dicho INVERTIR.

No he dicho DAR.

Déjame explicarme.

Dar cosas materiales a tus hermanos y amigos puede parecer la decisión correcta. Les quieres, y ellos han estado siempre allí para ti creciendo, así que es justo que ellos también compartan tu éxito y lo que acarrea. Así que les compras un coche, una casa grande, les pagas las facturas. Quieres que tenga una vida hermosa y cómoda, ¿verdad?

Pero llegará un día en el que te darás cuenta que pese a que pensabas que hacías lo correcto, en realidad eras un lastre para ellos.

"Mientras tú te sentías satisfecho contigo, consumías lentamente sus sueños y ambiciones"

Entenderás que cuidabas de ellos porque te hacía sentir bien A TI, era A TI a quien le hacía feliz verles sonreír y sin ninguna preocupación en el mundo, y eso era muy egoísta por tu parte. Mientras tú te sentías satisfecho contigo, consumías lentamente sus sueños y ambiciones. Añadías cosas materiales a sus vidas pero les quitabas los bienes más preciados: independencia y crecimiento.

Entiende que estás a punto de ser el líder de la familia, y eso supone tomar decisiones complicadas, incluso si tus hermanos y amigos no las entienden.

Invierte en su futuro, no sólo des.

Utiliza tu éxito, riqueza e influencia para dejarlos en una buena posición para hacer realidad sus propios sueños y encontrar su verdadero propósito. Mételos en la escuela, consigue ofertas de trabajo y ayúdales a convertirse en líderes por ellos mismos. Haz que trabajen tan duro y con la misma dedicación como lo hiciste tu para llegar donde estás ahora y donde eventualmente llegarás.

Te escribo ahora para que puedas empezar este proceso inmediatamente, así no tendrás que enfrentarte al dolor y la lucha de quitarse esta adicción que tú les has facilitado. La adicción sólo conduce a la ira, al resentimiento y a los celos de todos los involucrados, incluyéndote a ti mismo.

A medida que pase el tiempo, les verás crecer con independencia y tener sus propias ambiciones y sus vidas, y como resultado tu vida con ellos será mejor.

Te podría escribir mucho más, pero a los 17 años, sé que no tienes mucho tiempo para sentarte y leer 2.000 palabras.

"Invierte en su futuro, no sólo des"

La próxima vez que te escriba, lo haré sobre los retos de mezclar la sangre y los negocios. El consejo más importante que te puedo dar es que te asegures de que tus padres sigan siendo PADRES y no agentes.

Antes de firmar el primer contrato, piensa cuál es el presupuesto adecuado para tus padres, aquel que les permita vivir bien y al mismo tiempo permita el crecimiento de tu negocio y haga que la gente tenga éxito a largo plazo. De esta manera, los hijos de tus hijos, y a la vez sus hijos, podrán invertir en su futuro cuando llegue el momento.

Tu vida está a punto de cambiar y las cosas te llegarán muy rápido. Pero intenta abstraerte de ellas cuando llegue la noche, después de nueve horas de entrenamiento.

Confía en mí, planificar las cosas desde el principio te ahorrará una tonelada de lágrimas y de angustia, algunos de los cuales duran hasta hoy.

Mucho amor,

Kobe

Mostrar comentarios

Códigos Descuento