Las Guerreras, subcampeonas del mundo tras una final que ha acabado en escándalo

España, en la final del mundial de balonmano.
España, en la final del mundial de balonmano.
EFE

La selección española femenina de balonmano cayó en la final del Mundial ante Holanda (29-30)

Las ‘guerreras’ de Carlos Viver firmaron un inicio de partido arrollador y fueron por delante casi la totalidad de la primera mitad, con aciertos en ataque y sobre todo en defensa, frenando a las atacantes holandesas, las mejores del torneo.

Sin embargo, en el segundo tiempo, el equipo holandés encontró más huecos en el muro español, lo que les llevó a ponerse hasta cinco goles por delante y tener bajo control el partido.

En los últimos cinco minutos, las de Viver consiguieron empatar y seguir soñando con el oro, pero tuvieron que conformarse con la plata, un excelente resultado en su primera final mundialista.

Un final con polémica

La polémica llegó en los últimos 10 segundos de partido cuando la 'guerrera' Ainhoa Hernández fue expulsada por estorbar el saque de la portera holandesa, lo que supuso, además, un tiro libre para Holanda a falta de seis segundos. No fallaron y se quedaron con el oro. Sin embargo, en la repetición se observa que la 'guerrera' española está fuera del área, por lo que su acción ante la portera rival no debió ser penalizado.

Placeholder mam module
Sigue en directo el España vs Holanda, la final del Mundial femenino de balonmano
Mostrar comentarios

Códigos Descuento