El Madrid gana sin brillo al Espanyol y pierde a su único lateral izquierdo

Vinícius, en una jugada del Real Madrid - Espanyol de LaLiga.
Vinícius, en una jugada del Real Madrid - Espanyol de LaLiga.
EFE

El Real Madrid venció al Espanyol en el Santiago Bernabéu y se encarama a lo alto de la clasificación de LaLiga a la espera del encuentro que el Barcelona disputa frente al Mallorca. Los blancos no brillaron pero vivieron un encuentro relativamente tranquilo que se decidió gracias a los goles de Varane y Benzema (2-0).

La nota negativa del encuentro fue la expulsión del madridista Mendy, que vio dos amarillas y deja sin laterales izquierdos a su equipo.

Los de Zinedine Zidane trataron de llevar la iniciativa desde el comienzo del encuentro y generaron la primera gran ocasión del encuentro, por medio de un Vinícius que fue de lo mejor del Madrid frente al Espanyol.

Los ‘pericos’ lograron equilibrar la balanza arrebatando parte la posesión a los blancos, que no vieron inconveniente alguno en esperar en su campo para hacer daño al contragolpe.

El primer aviso de los visitantes lo protagonizó Calleri, que silenció el Bernabéu tras un remate de cabeza que puso a prueba a Courtois. La réplica madridista llegó en la siguiente jugada, cuando Vinícius volvió a protagonizar una jugada personal que terminó desbaratando Diego López.

Valverde también lo intentó, con un disparo desde la frontal, pero fue Varane quien irrumpió por sorpresa en el área para cazar un pase en profundidad y abrir el marcador con un disparo cruzado.

El encuentro no estuvo exento de polémica, ya que el Espanyol pidió la expulsión de Vinícius por doble amarilla. Además, la última jugada de la primera mitad acabó con una falta colgada en la que el Espanyol pidió penalti por derribo a Calleri, una acción que provocó un enfrentamiento entre el argentino y Carvajal que terminó con el sudamericano quejándose de un supuesto cabezazo del lateral del Madrid.

El partido continuó por la misma línea en la segunda mitad, si bien es cierto que Benzema aumentó su protagonismo y terminó sentenciando el encuentro a diez minutos del pitido final.

Este tanto llegó a la tercera ocasión del francés, que perdonó dos claras oportunidades pero acertó tras combinar con Valverde.

El Espanyol apenas pudo hacer daño a los blancos en la segunda mitad, pues su mejor acercamiento fue un tímido disparo de Campuzano, y se queda muy tocado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento