El espíritu callejero y activista de Keith Haring renace en Ibiza

Una de las instalaciones con la obra de Keith Haring
Una de las instalaciones con la obra de Keith Haring en La Nave Salinas de Ibiza. Foto: The Vitorino. (KEITH HARING)
  • Hasta el próximo 30 de septiembre puede verse en la isla la exposición 'On view: Keith Haring', que reúne cuatro obras murales del artista en La Nave Salinas.
  • Las obras pertenecen a Lio Malca, uno de los principales coleccionistas y expertos del mundo en el artista estadounidense.

Decía Keith Haring: "no creo que el arte sea propaganda, sino que debe ser algo que libera el alma, provoca la imaginación y anima a la gente a ir más allá. Celebra la humanidad en vez de manipularla". En su corta pero intensa carrera, Haring insistió en democratizar el arte y acercarlo a las masas a través de sus intervenciones en estaciones de metro, murales callejeros o esculturas de acero de gran tamaño.

Al igual que Warhol representó a la generación pop, hizo posible la simbiosis entre el arte y otras disciplinas como la moda o la música, supo ver el lado comercial de las cosas (el 1986 abría en Nueva York una boutique, la Pop Shop, en la que vendía sus creaciones) y se convirtió en el nexo de unión indiscutible entre el arte underground y el elitista. Tan capaz de seducir en las calles como en los museos. Por desgracia, moriría prematuramente con apenas 31 años víctima del sida en 1990, pero su legado sigue seduciendo a varias generaciones como lo demuestra el revuelo que ha generado la presencia de sus obras este verano en Ibiza.

En la isla pitiusa puede verse hasta el próximo 30 se septiembre la exposición On view: Keith Haring, que reúne cuatro obras murales del artista en La Nave Salinas, un espacio expositivo de 700 metros cuadrados inaugurado en 2015 en el Parque Natural de Ses Salines. Éste ha sido el lugar escogido por Lio Malca -uno de los principales coleccionistas y expertos del mundo en la obra de Haring y también de Jean-Michel Basquiat- para mostrar parte de su colección al público. Malca posee otra galería en el barrio neoyorkino de Chelsea y se ha especializado en arte contemporáneo desde los años 60 a la actualidad atesorando obras de Mark Ryden, Royal Art Lodge Group, Kenny Scharf o Andy Warhol, entre otros.

Haring, a lo grande

A finales de 1987, Haring viajó a Japón y adquirió dos contenedores que se convertirían en la infraestructura de uno de sus proyectos de mayor escala: Pop Shop Tokyo

En la isla se pueden ver cuatro obras monumentales realizadas en la segunda mitad de los ochenta. Pop Shop Tokyo (1988) surgió tras el éxito del Pop Shop en New York que abrió en 1986, espacio que se convirtió en un lugar clave de su práctica artística. A finales de 1987, Haring viajó a Japón y adquirió dos contenedores que se convertirían en la infraestructura de uno de sus proyectos de mayor escala. Los pintó y equipó los interiores con paneles de madera creando una experiencia de inmersión en su línea de trabajo estética. En enero de 1988, el Pop Shop Tokyo abrió sus puertas en la capital con la intención de continuar con el espíritu de la tienda de New York.

Untitled (DV8) (1986) es un mural de cinco paneles que fue comisionado originalmente por Dr. Winkie, amigo del artista y dueño del icónico Club DV8 en San Francisco. Numerosos eventos de recaudación benéficos, culturales y sociales se llevaron a cabo en el espacio hasta que el club cerró en 1997, convirtiéndose en un icono del movimiento 'Bay Area', que definió la vida nocturna de la ciudad californiana en la época.

Entre 1985 y 1989, el artista creó 13 esculturas monumentales que tendrán su representación con la pieza Untitled (Headstand) en IbizaPor otro lado, Channel Surf Club, Knokke (1987) es un mural pintado en el exterior de un gran contenedor que el artista descubrió en la playa de Knokke (Bélgica), usado para guardar las tablas de surf y equipos por el Channel Surf Club. Haring pintó todo el frente con pintura negra y roja en un solo día. El mural se convirtió en un símbolo de la 'surfer culture'.

Finalmente, Untitled (Headstand) (1988) hace referencia al auge que la música, la danza, la moda y el arte experimentaron en el entorno de energía e innovación de los años 80. El acto de la danza convirtió las imágenes de personas que bailaban ante Haring en rutinas de 'breakdancing' coreografiadas, que se reflejaron en sus piezas escultóricas. Entre 1985 y 1989, el artista creó 13 esculturas monumentales que tendrán su representación con esta obra en Ibiza.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3113876/0/keith-haring-exposicion-obras-monumentales-nave-salinas-ibiza/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR