La Guardia Civil disparó al agua para "disuadir" y la playa de Ceuta técnicamente no es España

Inmigrantes en la frontera de Ceuta
Un grupo de inmigrantes en territorio marroquí, junto a la valla fronteriza de separación en Ceuta. (EFE)
  • El ministro del Interior ha comparecido en el Congreso para intentar explicar la muerte de once subsaharianos en la playa de Ceuta.
  • Asegura que la Guardia Civil disparó al agua para "disuadir" a los inmigrantes que nadaban hacia la playa española, pero que no tiraron a dar.
  • Dispararon guardando una distancia de 25 metros con los nadadores, cuando 23 llegaron a la playa dejaron de disparar.
  • Fernández Díaz afirma que la ley permite devolver a los 23 sin papeles porque técnicamente la playa de Ceuta no es España.
  • Consulta aquí la comparecencia íntegra del ministro en el Congreso (PDF).

¿Qué paso la noche del 5 al 6 de febrero en la playa del Tarajal de Ceuta? El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha comparecido este jueves en el Congreso para intentar explicar lo sucedido e intentar despejar muchas incógnitas sobre el caso. Asegura que su departamento no ha mentido, sino que dar información "en tiempo real" provoca que las versiones vayan cambiando según se van conociendo nuevos datos. Lo más destacado de su extensa comparecencia es que ha admitido que los agentes que estaban en la playa del Tarajal dispararon al agua para "disuadir" a los inmigrantes y que no siguieran nadando hacia la costa española. Nunca contra los nadadores, solo contra el agua para crear un efecto barrera, enfatizó el ministro.

También ha dado una enrevesada explicación jurídica para legitimar la devolución, en el momento, de los sin papeles que sí llegaron a la playa española, concretamente 23, algo que según el ministro es legal porque la playa de Ceuta jurídicamente no es España. Además, quiso dejar claro que la muerte de los inmigrantes, once hasta la fecha, se produjo en el lado marroquí, nunca en el español. El caso ha derivado en una denuncia de varias ONG, el inicio de una investigación por parte de la Fiscalía y la amenaza del director de la Guardia Civil de querellarse contra todo aquel que manche el buen nombre de la Benemérita. Izquierda Plural ha anunciado que pedirá una comisión de investigación parlamentaria.

De lo que apenas se habló fue del vídeo que hizo público la Guardia Civil mostrando algunas imágenes de enfrentamientos en tierra entre los inmigrantes y la Policía de Marruecos. No informó de si existen imágenes de la tragedia, cuando los inmigrantes se ahogaron en una avalancha en el lado marroquí del espigón. Interior ha anunciado obras de mejora y ampliación de la valla que protege el espigón, sin dar detalles técnicos. El ministro enseñó dibujos de cómo puede quedar el espigón tras esas obras (ver foto).

El asalto

Esa madrugada, sobre las 5.45 horas, unos 200 inmigrantes, en su mayoría subsaharianos, intentan cruzar la frontera que separa Marruecos y España a través de dos pasos fronterizos. Primero a través del paso de Biutz y después a través del de Tarajal. La policía marroquí intenta repeler los dos asaltos. Todos procedían de la colina de El Auyal, donde pernoctan cientos de personas a la espera de intentar cruzar la frontera.

Al amanecer, un grupo de inmigrantes se adentran en la playa del Tarajal. "Un pequeño número de ellos portaba objetos para utilizar supuestamente como salvavidas. Se trataba de sacos arcilleros, neumáticos y botellas unidas en forma de flotador". El ministro ha asegurado que un grupo de sin papeles "mostraba una inusitada actitud violenta, agrediendo continuamente con palos y piedras al personal del Ejército marroquí que trataba de contenerlos". En ese punto hay una valla perimetral de 6,1 metros de altura, por lo que los inmigrantes se lanzan el agua para intentar bordear el espigón que se adentra en el mar y que sirve de barrera física entre ambos países. Ahí supuestamente se produce la avalancha y varios inmigrantes mueren ahogados y aplastados.

El ministro ha reconocido que el espigón es sin duda el punto más débil de la frontera de 8,2 kilómetros. "La sedimentación de áridos en dicho punto ha ocasionado que el espigón, que en su origen finalizaba en el mar en aguas suficientemente profundas, termine en la actualidad en una profundidad que varía en función de las mareas entre los 1,5 y los 2 metros; y que se adentre en el mar tan sólo tres metros, cuando en su origen se adentraba unos treinta metros. Ello permite que ocasiones sea practicable a pie sin necesidad de nadar", explicó el ministro.

Las víctimas

La tragedia ha dejado de momento once víctimas, aunque la cifra puede aumentar porque hay cuatro desaparecidos. Este miércoles se encontró el cuerpo sin vida de un subsahariano de unos 30 años, que las mareas arrastraron a la orilla. La noche de la tragedia perecieron nueve personas. El sábado, el mar devolvió otro cadáver. En principio, todos fallecieron por asfixia por inmersión, ya que tanto el Ejecutivo marroquí como la Delegación del Gobierno en Ceuta no han informado de otro tipo de heridas. Hay que tener en cuenta que en lado marroquí se hallaron nueve cuerpos, por lo que España solo puede informar del estado de dos de las víctimas. "Los dos murieron por ahogamiento", señaló Fernández Díaz.

Al parecer, la Guardia Civil no avisó ni a Salvamento Marítimo ni a la Cruz Roja para que ayudara al rescate de los sin papeles. En declaraciones a 20minutos, fuentes de Cruz Roja en Ceuta han confirmado que no recibieron llamada alguna de la Guardia Civil esa noche, pero especifican que los hechos tuvieron lugar en territorio marroquí y que el protocolo establece que solo les avisan si llegan inmigrantes a tierra española. "No nos avisaron, pero es que según el protocolo no nos tenían que avisar. Cuando nos llaman nosotros acudimos con el equipo de emergencia, les hacemos revisiones médicas, les damos ropa seca y mantas", explican las mismas fuentes. El equipo de Cruz Roja solo acude en los casos en los que los inmigrantes llegan por mar y con vida, en muchas ocasiones sufriendo de hipotermia.

Las imágenes grabadas por un particular en las que se ve cómo la Guardia Civil devuelve a pie a Marruecos a varios inmigrantes demostrarían que estos sí pisaron tierra española. Sin embargo, Cruz Roja insiste en que "no siempre" reciben la llamada de la Guardia Civil, "solo si nos necesitan".

Las cámaras: ¿editadas o manipuladas?

El lunes, la Guardia Civil emitió un vídeo editado que mostraba algunos pasajes del asalto masivo a la frontera. En las imágenes, de noche, se puede ver a decenas de inmigrantes bajando en grupo, como una falange griega, a la carrera por el monte Dar Kuiba hacia la valla fronteriza. Después se ve como varios inmigrantes lanzan piedras a la Policía marroquí. El vídeo no incluye el momento en el que los subsaharianos se lanzaron al agua e intentaron alcanzar a nado la playa de Tarajal, es decir, el supuesto momento de la tragedia. De ahí las acusaciones de manipulación. El ministro apenas habló sobre el vídeo en su comparecencia.

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, negó este miércoles que el vídeo esté manipulado y ha asegurado que las cámaras están situadas en distintos puntos y que no hay una única grabación contínua. "Aquí no hay nada que ocultar, hay imágenes de guardias abrigándolos con mantas (a los inmigrantes) cediéndoles su ropa, acompañándoles y apoyándoles", ha señalado refiriéndose a otras actuaciones de salvamento.

Disparos a los inmigrantes

Varios testimonios de supervivientes recogidos por algunos medios hablan claramente de agresiones por parte de guardias civiles. Un par de inmigrantes explicaron a Eldiario.es que la Benemérita les disparó con pelotas de goma y botes de humo cuando estaban el agua, lo que provocó el caos. Según un testimonio, los agentes disparaban incluso para intentar pinchar los flotadores que llevaban algunos de los nadadores. El diario digital El Pueblo de Ceuta también recoge testimonios. Uno de ellos asegura que los agentes disparaban a dar y que a él le dieron en la cabeza y en la espalda, incluso cuando llegó a la playa le golpeó una agente femenina que "sería capaz de identificar". Según estas declaraciones, la Guardia Civil disparó al agua gas lacrimógeno, lo que provocó que los que peor sabían nadar tuvieran muchas dificultades.

El ministro ha explicado que se utilizó material antidisturbio "acorde a los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad". Los agentes situados en la playa de Ceuta dispararon al agua pelotas de goma, cartuchos de proyección (de fogueo) y fumígenos que no funcionan en el mar. Según sus palabras, se pretendía "delimitar la traza fronteriza que marca el espigón" y "disuadir" a los nadadores inmigrantes para que siguieran avanzando hacia aguas españolas. Nunca se disparó a dar, con la orden de que hubiera una distancia entre el punto de impacto y los nadadores de 25 metros. Ningún inmigrante fue alcanzado, según el ministro, que ha asegurado que no existe relación "causa-efecto" entre los disparos en el agua y la muerte de los inmigrantes.

23 llegan a aguas españolas

Jorge Fernández Díaz dio una dato importante. A pesar del efecto disuasorio que perseguían los disparos, 23 inmigrantes consiguieron acercarse a menos de 25 metros de esa barrera imaginaria, momento en que "se dio la orden tajante e inmediata de cesar los disparos para no poner en ningún caso en peligro su integridad". Por eso, según el ministro, esos 23 inmigrantes llegaron a la playa española, "algunos auxiliados por la Guardia Civil". La ONG Caminando Fronteras asegura que atendió en Marruecos a unos 20 inmigrantes devueltos por España, lo que concuerda con el dato ofrecido por el ministro.

Un barco en el agua que no auxilia

Algunos supervivientes han denunciado que un barco de la Guardia Civil no ayudó a los inmigrantes que estaban en el agua. Es más, supuestamente un agente empujaba con un palo a los heridos, nadadores y cadáveres al lado marroquí, donde eran ayudados por sin papeles que estaban en la orilla. También se denuncian disparos desde ese barco. El ministro ha desmentido estas informaciones. Aseguró que había dos embarcaciones,. no una, de la Benemérita en la zona. Que no se disparó desde ellas porque no llevan a bordo material antidisturbio y que no intervenieron en el auxilio porque no pueden entrar en aguas marroquíes sin autorización del Gobierno de aquel país. Fernández Díaz aprovechó para recordar que la Guardia Civil rescató a 3.454 inmigrantes en la mar en 2013 y 172 en enero de 2014.

Murieron en el lado marroquí

El ministro ha insistido una y otra vez que las muertes se produjeron en "aguas marroquíes", y que su "dramático" fallecimiento nada tiene que ver con la actuación de la Guardia Civil. Fernández Díaz cree que las víctimas se ahogaron como consecuencia de la "avalancha humana" que se produjo en el lado marroquí, por una posible mezcla de cansancio acumulado, ropas inadecuadas y flotadores en mal estado.

Devueltos ¿ilegalmente?

Un vídeo difundido por La Sexta y grabado al parecer desde el centro de salud Tarajal, situado frente a la playa, demuestra como al menos ocho inmigrantes lograron llegar nadando hasta la playa, donde los guardias civiles les esperaban. Después les entregaron inmediatamente a los gendarmes marroquíes, lo que se consideraría una expulsión irregular. El ministro ha informado que fueron 23, no ocho, los inmigrantes que llegaron a la playa española.

Insistió, a pesar de las dudas jurídicas de toda la oposición, que la entrega inmediata a Marruecos de los 23 inmigrantes que llegaron nadando a España no fue una "devolución en caliente" y que no se incumplió la ley de extranjería. Su explicación fue un tanto enrevesada. Matizó que hay dos fronteras, la geográfica y la jurídica, y que la primera no se utiliza en el "tema de la inmigración irregular".

Según Interior, la frontera se retrotae del mar a la playa, y llegar a la orilla no supone entrar en territorio nacional Es decir, que en el mar no existe "ningún vallado ni señalización que delimiten un país del otro". Por eso, desde 2005 ("ya se hacía con el Gobierno socialista", señaló el ministro") existe un protocolo operativo que descarta que la Guardia Civil pueda contener y rechazar a los inmigrantes en el mar, aunque es "el principio del territorio español”, porque una intervención en el agua puede poner en peligro la vida de los nadadores. "Es preferible esperar a los inmigrantes en la orilla para que, cuando estos salgan del agua y, en ausencia de peligro alguno para su integridad, se pueda proceder, de forma inmediata, a su rechazo".

Por razones humanitarias, recalcó el ministro, "se retrotrae la frontera a la lengua de agua de la playa española". Los inmigrantes que son contenidos y rechazados en estas líneas de vigilancia no son objeto de "devolución en caliente", ya que no se produce la entrada en territorio nacional. Es decir, que en términos jurídicos la playa ceutí no es España. Los agentes no pueden detenerles en el agua, sino en la playa. Esta práctica está contemplada en el Acuerdo de Tránsito y Readmisión de Extranjeros Entrados Ilegalmente, que fue firmado entre España y Marruecos en 1992, y ratificado por el Parlamento marroquí en octubre de 2012.

Por tanto, en "el intento de asalto masivo a la frontera de Ceuta, zona de El Tarajal, del pasado día 6 de febrero, no se consumó ninguna entrada ilegal de inmigrantes en territorio nacional, a efectos del régimen general de extranjería, en tanto en cuanto ni en la valla terrestre, ni en la línea de vigilancia establecida en la lengua de agua en la playa del espigón de El Tarajal, ningún inmigrante rebasó dichas líneas. No estamos, por tanto, ante un supuesto de la denominada devolución en caliente", afirmó el ministro. "Marruecos aceptó la devolución, lo que demuestra que ninguno de los 23 inmigrantes estaba herido, porque si hubieran estado heridos Marruecos no los hubiera aceptado", sentenció el ministro.

¿Dónde empieza España?

Varios grupos de la oposición han recriminado la "interpretación legislativa" que ha hecho el ministro del punto geográfico en el que comienza España. "¿Donde empieza España? ¿En la segunda valla o el primer guardia civil? ¿Y si de aquí a la Junquera no hay un guardia civil, no ha empezado España?", se ha preguntado el diputado Ricardo Sixto, de Izquierda Plural. "España no empieza donde quiera la Guardia Civil. ¿A los narcos sí se les puede detener en el agua y a los inmigrantes no se les puede auxiliar en el agua?", señaló.

El PNV ha asegurado que no solo se vulneró la ley de extranjería sino también el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe específicamente las "expulsiones sumarias y colectivas". El diputado Emilio Olabarría ha asegurado que el Tribunal Constitucional deja claro que hay que proteger los derechos y deberes de las personas inmigrantes no solo cuando estén "en España en sentido estricto" sino también cuando están "bajo sometimiento" de una institución del país. "Se ha producido un acto ilegal".

Denuncias e investigaciones

Varias ONG ya han presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que se esclarezca la actuación de la Guardia Civil en la frontera por si las acciones de los agentes son "constitutivas de infracción penal". La Fiscalía ha anunciado que lo investigará. Asociaciones como APDHA, SOS Racismo, Andalucía Acoge, CEAR y Elin, las entidades que forman la red de ONG Migreurop, también están "estudiando emprender acciones judiciales contra el Estado por la grave actuación de la Guardia Civil". La Asociación Europa por la defensa de los Derechos Humanos (AEDH) va más allá y ha exigido la creación de una comisión de investigación en el Parlamento Europeo. La Defensora del Pueblo también iniciará una investigación. Y la Unión Progresista de Fiscales se ha sumado a la petición de investigación.

Y la Guardia Civil amenaza con querellas

Por su parte, el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha anunciado este miércoles que los servicios jurídicos del Ministerio de Interior están estudiando presentar una querella criminal contra todas las organizaciones que han "injuriado y calumniado" a la Benemérita. "No solo no es justo lo que se ha hecho, sino que hay determinadas líneas que no se pueden sobrepasar", ha destacado en su visita a Ceuta.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2057090/0/ceuta-inmigrantes/muertos-sinpapeles/guardia-civil/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios