Tabarca, la isla sin coronavirus