Amazon ha eliminado unas 300 marcas chinas en los últimos dos meses por estar relacionadas con reseñas falsas

Amazon ha retirado cerca de 300 cuentas de vendedores individuales, todas con sede en China.
Amazon ha retirado cerca de 300 cuentas de vendedores individuales, todas con sede en China.
20BITS

El culebrón de las reseñas falsas en Amazon continúa. Seguro que en numerosas ocasiones has oído a algún ‘cuñado’ afirmar que todas las opiniones del gigante del ecommerce y otras plataformas de venta online están pagadas. La mayoría de los mortales podíamos asumir que eso tenía parte de verdad. Sin embargo, a principios de mayo estalló una noticia que hizo levantar muchas preocupaciones en cuanto la veracidad de este tipo de comentarios.

Safety Detectives, una empresa dedicada a la ciberseguridad, demostró haber descubierto “una base de datos abierta de ElasticSearch que expone una estafa organizada de reseñas falsas que afecta a Amazon”. En su artículo del blog relataban que “el servidor contenía un tesoro de mensajes directos entre los proveedores de Amazon y los clientes dispuestos a proporcionar reseñas falsas a cambio de productos gratuitos”. En total, aseguraban, encontraron 13.124.962 de estos registros, o 7 GB de datos que podrían implicar a más de 200.000 personas “en actividades poco éticas”.

Esta revelación tuvo un tremendo impacto social y Amazon no tardó en responder con mano firme: firmas como Aukey, Mpow y Tacklife se evaporaron de un día para otro de la plataforma, si bien la compañía de Jeff Bezos no hizo ningún tipo de comunicación oficial al respecto, aunque todo Internet sabía el porqué de su desaparición.

La prensa se fue haciendo eco de este problema y poco a poco fueron apareciendo nuevas marcas implicadas en este tipo de estafa: la siguiente campanada implicó a RavPower, que Amazon bloqueó de sus dominios por ofrecer a los usuarios 35 dólares por cada review de 5 estrellas que hicieran.

Las redes sociales también se fueron llenando de ‘historias reales’ -confiaremos en que la mayoría lo son, pero de nuevo hay que asumir que alguna parte de ellas pudiera ser solo un reflejo de las ganas del autor o autora de ir con el hype del momento- que relataban cómo les habían ofrecido ventajas por mentir en sus opiniones para favorecer a una marca. 

Una de las más repetidas fue que cuando comprabas a una de esas firmas en el paquete de Amazon directamente aparecía un papel con un mensaje invitando al consumidor a proceder con la reseña falsa a cambio de devolverle el dinero del producto.

Y así llegamos al último negocio truculento destapado: haces una reseña con una buena valoración acompañada de 5 estrellas de un producto y, a cambio, puedes quedarte con este gratis -o por mucho menos de su valor, dependiendo del caso-, ya que el fabricante te devuelve el dinero; pero es que, además llevarte ‘por la cara’ el producto que compras, lo puedes revender en plataformas de segunda mano como Wallapop o Milanuncios.

La cruzada continúa

Lo último que ha aparecido con relación a las reseñas falsas es un informe de Marketplace Pulse que afirma que desde entonces Amazon ha retirado cerca de 300 cuentas de vendedores individuales -todas con sede en China- por este mismo problema.

Aunque la propia compañía no ha confirmado nada al respecto, lo que comenzó con la desaparición de Aukey en mayo parece ser un problema mucho más extendido. Algunas de las marcas que ya no podemos encontrar en Amazon son VicTsing, Taotronics o Fairywill.

Son fabricantes en su mayoría pequeños y poco reconocidos a nivel mundial, pero que en los últimos tiempos habían cosechado bastante el éxito en la plataforma: según los datos de Marketplace Pulse, las ventas anuales totales de los vendedores suspendidos superan los mil millones de dólares, algo que aparentemente lograron con técnicas ilícitas como la compra de reseñas.

Por poner un ejemplo el estudio señala el cepillo de dientes eléctrico de Fairywill: ha estado entre los cinco más vendidos en Amazon durante al menos tres años. Ha acumulado más de 75.000 reseñas con una calificación general de 4.5 sobre 5 estrellas. Tuvo más opiniones y habitualmente vendió más que competidores más caros de marcas establecidas como Philips y Oral-B.

“Hecho en China, vendido en Amazon” es una gran parte del mercado de la compañía de Bezos.

La mano de hierro de Amazon

En repetidas ocasiones, Amazon ha recordado que la compañía dedica “importantes recursos para evitar que aparezcan reseñas falsas o incentivadas” en su tienda. Hace poco también informaron de que desde la plataforma se evitaron el pasado año hasta 200 millones de presuntas reviews compradas. Asimismo, han subrayado una y otra vez que tienen estrictas políticas frente a este fraude.

La compañía parece estar haciendo cumplir sus reglas para violaciones flagrantes de políticas como manipular las opiniones de los clientes. Un portavoz de Amazon afirmaba para 20Bits que el objetivo es que los clientes “compren con confianza sabiendo que las reseñas que leen son auténticas y relevantes”. “Tenemos políticas claras tanto para las personas que escriben las reseñas de producto como para nuestros colaboradores comerciales; dichas políticas prohíben la alteración de las funciones de nuestra comunidad”, añadía.

Asimismo aseguraba que “toman acciones” contra aquellos que violan sus políticas, las cuales pueden implicar “la suspensión o eliminación de sus cuentas o el inicio de acciones legales”.

Para hacer esto, utilizan “herramientas de machine learning” y cuentan con un equipo de investigadores que analiza semanalmente más de 10 millones de reseñas “para detener las que no cumplan los requisitos antes de que se publiquen”. Además, subrayaba, monitorizan todas las revisiones existentes “en busca de señales de comportamientos inadecuados” y toman medidas “rápidamente” si encuentran un problema. 

“También trabajamos de manera proactiva con las distintas redes sociales para denunciar a aquellos actores que están generando reseñas engañosas fuera de nuestra tienda”, indicaba el portavoz.

Sin embargo, la automatización no detecta casos como los vendedores que agregan inserciones de productos con una oferta de una tarjeta de regalo a cambio de una revisión o grupos de descuentos en las redes sociales.

A pesar de sus esfuerzos, Amazon está siendo actualmente investigada por las reseñas falsas en sus plataformas. Los reguladores británicos están estudiando si la compañía ha violado la ley de protección al consumidor “al no hacer lo suficiente” para proteger a los compradores de reviews de productos manipulados. Y es que “Hecho en China, vendido en Amazon” es una gran parte del mercado del gigante del ecommerce.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento