Los parquímetros de Austin no usan códigos QR por su fácil manipulación.
  • Esta práctica se ha detectado por ahora en Texas, pero dada su sencillez no sería de extrañar que se extendiera al resto del mundo. El QR lleva a una web que simula gestionar el pago desde el móvil, pero realmente va a los bolsillos del estafador.
  • El uso de códigos QR se ha normalizado a raíz de la pandemia y, con ello, han crecido los estafadores que recurren a este tipo de tecnología para engañar a la gente.
  • El peligro que se esconde detrás de los códigos QR: ¿qué amenazas supone y cómo evitarlo?
La función se presentó este verano y de momento está disponible en versión beta para iOS 15.
Los atacantes han aprovechado la película más taquillera de las últimas semanas para su malware.

Página 1 de 10