Logo del sitio

Nutrigenética, qué es y cómo puede ayudarnos a perder peso

  • Nuestros genes influyen directamente en que unos alimentos nos engorden más que otros, pues “el metabolismo de los alimentos está altamente relacionado con nuestra genética”. 
  • La nutrigenética estudia la "forma en la que nuestro cuerpo responde a los diferentes nutrientes en función de nuestro perfil genético individual”.
El objetivo del estudio era recoger muestras de ADN sin invadir el hábitat de los animales.
Imagen de ADN
Pixabay

La nutrigenética es una ciencia que estudia cómo influyen las distintas variaciones genéticas en el metabolismo de los nutrientes y ofrece, según este paradigma, la posibilidad de personalizar la nutrición de acuerdo con la constitución genética de cada persona. Se trata de una rama de la genética que, como explica el genetista Daniel Sonorelles, “pretende proporcionar un conocimiento genético en los componentes de la dieta que contribuyen a la salud, según la constitución genética individual. Es decir, estudia la forma en la que nuestro cuerpo responde a los diferentes nutrientes en función de nuestro perfil genético individual”. A priori la nutrigenética, como se aseguran en Elsevier, tendría muchas aplicaciones en el ámbito de la salud, como, por ejemplo, buscar soluciones para aquellas personas que, a pesar de llevar una dieta saludable, tienen colesterol o hipertensión, pero las aplicaciones podrían ser mucho más amplias.

Otra de las posibles aplicaciones es en la pérdida de peso, es decir, personalizar las dietas en función de los genes de cada persona para que la pérdida de peso sea mayor. En este sentido, han nacido varias empresas que, como onegenlab, en la que trabaja el genetista Daniel Sonorelles, que nos cuenta cómo una dieta personalizada en función de nuestro genoma puede optimizar la pérdida de peso.

Genética y tendencia a ganar o perder peso

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de ‘No como mucho y engordo, es mi metabolismo’? Y lo cierto es que, esta típica expresión, aunque suene a excusa y a frase hecha, sí tiene hay una base científica, pues, según cuenta Daniel Sonorelles, “el metabolismo de los alimentos está altamente relacionado con nuestra genética”. Y esto ocurre porque “nuestros genes determinan la producción de las proteínas que producirán nuestras células para llevar a cabo todos los procesos metabólicos implicados en sus funciones”, asegura, “son precisamente las variaciones y mutaciones genéticas las que determinan el modo en que tu cuerpo reacciona a unos alimentos u otros, de ahí que no haya una dieta válida para todo el mundo”. Así, encontramos personas “que basan su alimentación en productos procesados y embutidos y no engordan, y hay otras que pese a llevar una alimentación saludable, tienden a ganar peso. Cada persona es diferente y los beneficios de unos alimentos y otros no afectan igual”.

Una dieta personalizada basada en nuestros genes

Si cada persona es diferente genéticamente y no reacciona igual a los mismos nutrientes, tiene lógica pensar que cada persona necesita una dieta determinada para perder peso. Para averiguar qué dieta o qué alimentos son los más adecuados, “se hace un test genético, que nos sirve para saber qué comer si queremos perder peso o simplemente mantener un peso saludable para mejorar nuestra salud. También para desechar la idea de las ‘dietas milagro’, ya que, comiendo aquellos alimentos que nuestro organismo tolera mejor y haciendo deporte podemos tener un peso saludable y dentro de los estándares normales comiendo adecuadamente”. Por eso, este tipo de tests están especialmente indicados para aquellas personas que llevan tiempo haciendo dieta y no consiguen los resultados esperados. En estos casos, según los estudios realizados, estas personas ‘resistentes a las dietas’, pueden perder hasta 3,5 cinco veces más que si sigue una dieta estándar de pérdida de peso, sin tener en cuenta su genética, “esto es porque el conocimiento de la genética nos permite adoptar rutinas alimenticias que sean más eficaces para nuestro cuerpo y, por tanto, conseguir mayores resultados”, asegura Sonorelles.

Peso saludable, mejor rendimiento deportivo y mejor salud

Esta dieta personalizada, según Daniel Sonorelles, no solo estaría destinada a perder peso, sino que el objetivo último es mejorar la salud de las personas, “los avances científicos y médicos permiten conocer cada vez mejor las necesidades nutricionales individuales de cada persona, lo que facilita ofrecer planes de dieta y de ejercicio personalizados que ayudan no sólo a mejorar la salud, sino también a prevenir posibles enfermedades”. Y es que, el riesgo de padecer determinadas enfermedades depende, en gran parte, de nuestros genes, por eso, con un test genético “podemos saber, por ejemplo, si hay dificultad para perder peso porque tiene mutaciones relacionadas con la cantidad de azúcar que puede tener en sangre, e incluso podemos extender ese conocimiento al estudio de condiciones particulares como es el desarrollo de su musculatura o su predisposición a lesiones”. Es decir, que se puede incluso recomendar qué tipo de deporte es el más recomendable para cada persona, ya sea para mantenerse saludable, bajar de peso e incluso para ganar musculatura o no lesionarse. “En definitiva, la genética es una guía que nos informa de qué riesgos tiene un individuo o qué características concretas posee, y con ello podemos elaborar estrategias encaminadas a disminuir esos riesgos o tener en cuenta esas características relacionadas con el deporte que pueden suponer una mejora en el rendimiento del individuo”.

Además, Daniel Sonorelles es muy optimista con respecto a lo que la genética puede significar en un futuro para la medicina, que cree que será “un futuro en el que la humanidad esté libre de enfermedades. Gracias, por un lado, al estudio del genoma de cada persona y, por otro, a saber reescribir el genoma para corregir los errores o evitarlos, se podrá pasar de una medicina paliativa a una preventiva”. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento