El Real Madrid vuelve a clasificarse para otra final de la Champions League, y van 16. En cinco años los blancos van a jugar cuatro finales, tres de ellas consecutivas.

Por supuesto, han sido importantes los delanteros: los que abren el campo, los que driblan y los que marcan goles, especialmente a Cristiano Ronaldo. También los centrocampistas, los que crean y los que destruyen. Y qué decir de la línea defensiva. Pero hoy me gustaría recordar que el Real Madrid lleva tiempo buscando un portero de categoría para pelearle el puesto a Keylor Navas. ¿Estamos locos?

Escribí no hace mucho que ‘La Decimotercera’ pasaba por las manos del costarricense y viendo el Real Madrid - Bayern me reafirmo. Lo de este portero tiene un mérito impresionante porque además de estar siempre en el lugar apropiado para despejar y blocar los balones rematados por los contrarios, obliga a cambiar de opinión a quienes quieren despedirle.

Keylor llegó para hacer olvidar a Iker Casillas, bajo sospencha de una gran parte del Bernabéu. El Real Madrid buscaba un portero de transición entre Casillas y el mejor del mundo. Ahora, tres finales de Champions después, deduzco que el Madrid se lo pensará un poco antes de sustituir al portero de la Undécima y la Duodécima, que ha llevado al Real Madrid a Kiev.

Es verdad que Cristiano Ronaldo estaba ahí para marcar cuando los partidos quemaban Al  PSG y a la Juventus, en la ida y en la vuelta. Pero Keylor ha brillado en la liguilla, en las eliminatorias con intervenciones del  mejor portero del mundo en la actualidad. ¿De verdad debe el Real Madrid buscar a un portero supuestamente mejor? Yo digo 'no', porque no lo hay ahora mismo en el mercado y además no debe buscar por respeto al que está. Bastante le han afeado su estancia en el Real Madrid buscándole a De Gea primero y en el invierno pasado a Kepa. Si nadie en el Madrid le busca sustituto cada año a Cristiano Ronaldo, por favor, no molesten a KANG (Keylor Antonio Navas Gamboa), el portero del Real Madrid que todo lo para.