Muchas son las noticias que actualmente están saliendo en los medios "demonizando la carne y los productos cárnicos", ya sea por motivos de seguridad alimentaria, etiquetado o medio ambientales. Todas estas cuestiones están llevando a que el consumo de carne esté decreciendo. El consumo de carne está disminuyendo en España desde hace ya seis años. El año pasado, por ejemplo, el consumo de carne disminuyó un 2,9%.

Esta tendencia en la disminución del consumo de carne y productos cárnicos que se está dando en los últimos años, no sólo en España sino en el resto de Europa, se ha "anticipado" a la petición que ahora se hace des del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU de reducir el consumo de carne.

El sector cárnico trabaja desde años para que la carne y los productos cárnicos sean más saludables, adaptándose a lo que quiere el consumidor. Sin ir más lejos, durante el 2018 el sector cárnico firmó un convenio, de forma voluntaria, con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, para la reformulación de los productos cárnicos. El acuerdo alcanzado con las autoridades es de reducir en los derivados cárnicos, hasta el 2020, el contenido de sal en un -16%, la grasa total en -5% y los azucares totales -10%.

Para mejorar la confianza del consumidor, desde FECIC y con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se ha desarrollado el Programa Integral de Autocontrol de la Calidad y Trazabilidad de la Industria de la Carne (PACIC) incorporando un nuevo control para garantizar que la carne y los derivados que salgan al mercado cumplan con las legislaciones de calidad, trazabilidad y etiquetado vigentes. El objetivo del programa es evaluar el etiquetado y trazabilidad de la carne, así como la calidad y el etiquetado de los derivados cárnicos que se encuentran en los puntos de venta o en la propia empresa.

El bienestar animal es también una preocupación para el sector y muestra de ello es que, en el 2010, después de la publicación del reglamento de protección de los animales en el momento del sacrificio, y antes de su aplicación en el 2013, el sector ya empezó a trabajar en esquemas de certificación (actual Welfare Quality) para no sólo cumplir la normativa, sino estar muy por encima de los requisitos que se exigen a nivel legislativo. Hoy, una gran parte de los mataderos españoles se encuentran certificados con el esquema Welfare Quality de alcance internacional, lo que demuestra la preocupación del sector por el Bienestar animal.

Para el sector la sostenibilidad y el medio ambiente son un pilar importante. Desde FECIC, conjuntamente con nuestras empresas, estamos trabajando para que los envases de la carne y de los productos cárnicos sean más sostenibles, garantizando en todo momento la seguridad alimentaria.

Por último, desde FECIC, formamos parte del grupo de trabajo de la Unión Europea, que actualmente está trabajando en el desarrollo y aprobación del nuevo BREF, que implica una revisión de los valores -entre muchos otros- de emisión a atmosfera, aportando a su vez las mejoras técnicas disponibles para llegar a los objetivos que se acuerden.

FECIC es la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas