Las principales bolsas europeas se encuentran a tan solo un 3% de los máximos del año, tras recuperar en poco menos de dos meses un 10%, apoyadas por un ciclo económico global que se mantiene fuerte y unos sólidos resultados empresariales. Sin embargo, percibimos cierto exceso de optimismo en las bolsas, que se olvidan de buena parte de los posibles riesgos.

De materializarse alguno de ellos, podríamos asistir a caídas en bolsa que podrían dar oportunidad de compra. Entre los riesgos, destacamos las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, con presión alcista en el precio del crudo que podría obligar a Estados Unidos a acelerar sus subidas de tipos de interés. A esto se añaden las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la situación en Argentina (obligada a solicitar un préstamo de emergencia al FMI) o en Italia, que tendrá un nuevo gobierno de coalición euroescéptico.

Ejemplares en PDF de MiBolsilloEn este contexto, parece el momento de ser algo más prudentes y aprovechar los posibles recortes en bolsa para comprar valores que, además de ofrecer un potencial de revalorización interesante, nos ofrezcan una protección en términos de ingresos recurrentes vía dividendos. Son varias las compañías españolas con sólidos análisis fundamentales que, además ofrecen al accionista, de aquí a fin de año, rentabilidades por dividendo muy superiores a las de la deuda pública (1,4% del bono a 10 años español). Entre ellas, desde Renta 4 Banco destacamos a Acciona, Acerinox, Endesa, Iberdrola, Ferrovial, Repsol, Telefónica y BME.