El PP no ha dejado de perder votos desde las elecciones de 2015. Muchos se refugiaron en Cs, mientras otros optaron por la abstención. La encuesta de Metroscopia para Henneo refleja que Casado ha sido bien recibido entre los que aún son fieles a su partido y le da margen de acción ante los de Cs. Tiene opciones, pero mucho trabajo por hacer.