Sin medios libres no hay sociedades libres

Hugh Elliott  Embajador del Reino Unido en EspañaOPINIÓN
  • "Todos tenemos que trabajar juntos para crear el entorno más adecuado para la libertad de prensa".
#DefendMediaFreedom
Ilustración del Debate para la Libertad de Prensa
Embajada Británica en Madrid

La periodista china Zhang Zhan, condenada a cuatro años de cárcel tras informar sobre el brote de Covid-19 en Wuhan; dos periodistas bielorrusas, condenadas a dos años de cárcel tras cubrir una manifestación de protesta contra el Gobierno; el acoso judicial a la periodista filipina Maria Ressa, autora de varias investigaciones sobre la corrupción en su país.

Podría hacer una lista mucho más larga, por desgracia. Porque más de 278 periodistas están en prisión en el mundo, así como 117 periodistas ciudadanos, según el barómetro de Reporteros Sin Fronteras. Y lo que es más grave, casi 1.500 periodistas han sido asesinados en los 18 años desde que la UNESCO elabora su Observatorio de periodistas asesinados, lo que da una terrible media de 80 asesinatos al año. El Comité para la Protección de los Periodistas afirma que al menos 720 están sin resolver.

Por esta impunidad, por esas amenazas a los periodistas que ponen en peligro la libertad de prensa, uno de los indicadores fundamentales de la salud de una democracia y uno de los derechos fundamentales de las sociedades, el Reino Unido lanzó una campaña en 2018 con el objetivo de poner el foco en la libertad de prensa y para que la persecución de los periodistas no quede impune.

Desde entonces, organizamos la primera Conferencia Mundial para la Libertad de Prensa, en 2019 en Londres, junto con Canadá, que a su vez co-organizó la segunda edición, ya virtual, con Zimbabue en noviembre de 2020 y han pasado el testigo a Estonia este año. Hemos impulsado una Coalición para la Libertad de Prensa compuesta por más de 40 países y a la que España está en proceso de unirse, así como un Panel de Alto Nivel de Expertos Legales para dar asesoramiento en este campo. Además, hemos financiado el Fondo Mundial de Defensa de los Medios de la UNESCO, y el año pasado aprobamos un régimen propio de sanciones para las violaciones de derechos humanos que, entre otros, ha sancionado a individuos implicados en el asesinato del periodista saudí Jamal Khasshoggi.

"El Reino Unido tiene el firme compromiso de seguir luchando, junto con nuestros socios, como España, para defender a nivel mundial unos medios libres"

El pasado jueves tuve la oportunidad de charlar de todo esto con Fernando de Yarza, presidente del Grupo Henneo y de WAN-IFRA, y con la periodista y politóloga Estefanía Molina. El debate, que podéis ver aquí, repasó también otros retos que afrontan medios y periodistas: desde las dificultades económicas de los medios a la creciente intolerancia y polarización social, pasando por la desinformación y las noticias falsas, las presiones en las redes sociales y, por supuesto, la influencia de la pandemia de la Covid-19.

Pero también miramos al futuro con esperanza por varias cuestiones. La creciente sensibilización de los ciudadanos al hecho de que la información no es gratis, y una información de calidad es el mejor antídoto contra las noticias falsas, como dijo Fernando de Yarza. Al mismo tiempo, los medios deben ir reinventándose para adaptar sus productos a unas audiencias cambiantes, como destacó Estefanía Molina.

Ningún país puede relajarse en cuanto a su actuación en este ámbito; todos tenemos que trabajar juntos para crear el entorno más adecuado para la libertad de prensa. El Reino Unido tiene el firme compromiso de seguir luchando, junto con nuestros socios, como España, para defender a nivel mundial unos medios libres. Porque sin libertad de prensa, no hay sociedades libres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento