Luchando contra el machismo

Will Smith en los Oscar 2022
Will Smith en los Oscar 2022
Cinemanía

Siempre me han educado en la igualdad, pero ahora, gracias a las estupendas mujeres que me rodean tengo conciencia de la cantidad de problemas por los que aún hoy en día tienen que pasar e intento cada día ser un mejor aliado.

Hace poco escribí sobre famosas como Britney Spears, Pamela Anderson, Kate Moss o Malú: grandes profesionales que, a diferencia de lo que suele ocurrir con los hombres, tras momentos complicados en sus carreras y a sabiendas de que su imagen pública se había visto dañada, tuvieron que resurgir de sus cenizas como aves fénix. Hoy, pienso en Will Smith, a quien admiro pero no puedo apoyar, y en todo lo que ese guantazo a destiempo significa. ¿No era suficiente el gesto de desaprobación de Jada Pinkett? ¿Tenía que salir en su defensa su 'machimarido'? ¿Por qué nos resulta digno de broma que una mujer se rape la cabeza?

Estoy totalmente en contra del 'pielfinismo' y de la gente que se siente ofendida, dolida o molesta por cualquier broma, comentario o apreciación que hacen sobre ellos pero… ¡Hasta las mujeres en la gala de los Oscar hacían bromas sobre mujeres! De verdad, ¡menudo olor a naftalina!

En esa gala hay mucho más que analizar además de la broma de Chris Rock: el feo a Kirsten Dunst, lo de Penélope Cruz refiriéndose a ella como "la mujer de Javier Bardem", el hecho de que una guerra de gallos haya opacado la relevancia del reconocimiento a Ariana DeBose, o la presión que deben sentir todas esas mujeres al pisar la alfombra roja.

Los micromachismos están más presentes en nuestras vidas de lo que creemos. Están en los agujeros que hacemos en las orejas de nuestras niñas cuando son bebés, en los dibujos en los que las representamos con falda y en expresiones como “¡qué coñazo!”. Solo depende de nosotros terminar con ellos poco a poco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento