María Guijarro  Diputada del PSOE en el Congreso

Insultos o indultos

El líder del PP, Pablo Casado.
El líder del PP, Pablo Casado.
E. Parra / EP

Recientemente me preguntaban en una entrevista radiofónica si el ambiente en el Parlamento era siempre así de “irrespirable” como se mostraba en los medios.

Pues miren. Algunos partidos políticos se han empeñado en que así sea. La crispación y la vacuidad les parece lo más efectivo para sus intereses, que no para el interés general, añado.

Esta semana hemos vivido una sesión de control en la que se han escuchado insultos de todo tipo referidos al Gobierno: prepotente, traidor, estafador, tipo sin escrúpulos, cobarde, miserable y el ya famoso, aludiendo al presidente de un Gobierno elegido democráticamente, “¿quién se cree usted?”.

"La política tiene la obligación de dar una segunda oportunidad. Una oportunidad política. Desde el respeto y no desde el olvido"

Se debatía el tema de los indultos a los condenados por el asunto de Cataluña. Y antes de nada por si alguien no se ha enterado aún: se votó, por parte de todos y todas las representantes de la ciudadanía, y se aprobó. 190 votos a favor.

La pregunta es: ¿se quiere resolver un problema y devolverlo al cauce político o se quiere elevar el tono (una vez más) y enquistarlo para obtener rédito partidista?

¿No fracasó ya la estrategia de dejar pasar el tiempo y ver si se pudre el asunto? Un poco de examen de conciencia, por favor. No por más insultar y elevar la voz se va a arreglar el tema.

Estoy convencida de que la vía del diálogo, el reencuentro y la concordia son las únicas vías en este caso. Para Cataluña y para España.

Y si así no lo fuera, la política, la que debe ser útil para la convivencia, tiene la obligación de intentarlo. De dar una segunda oportunidad. Una oportunidad política. Desde el respeto y no desde el olvido.

Porque ahora es el momento de la política, del reencuentro.

"La ciudadanía nos elige para resolver cuestiones. Esta y otras muchas más"

Los insultos y la parálisis no cierran divisiones ni enfrentamientos. Son las grandes democracias las que son capaces de renovarse y poner en marcha proyectos de país que en el caso español es diverso.

A los políticos independentistas no se les pide que cambien de ideas. Lo que esperamos es que entiendan que no pueden actuar la margen de la ley. Y por eso los indultos son individuales, parciales y reversibles.

Y tenemos que seguir adelante. Tenemos que mirar al futuro.

La ciudadanía nos elige para resolver cuestiones. Esta y otras muchas más. Muchas que quedan relegadas mediáticamente porque parece que la estrategia de los insultos desgraciadamente funciona.

Las y los socialistas tenemos claro que el momento es ahora. En este tema y en muchos más. Y en eso seguimos trabajando. Con decisión y valentía. Merece la pena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento