El PP exige la dimisión de Sánchez por "mentir" y pide elecciones para que los españoles se pronuncien sobre el indulto

El líder del PP, Pablo Casado.
El líder del PP, Pablo Casado.
EFE/Emilio Naranjo

Ni 24 horas ha tardado el Partido Popular en responder a los indultos del Gobierno a los líderes independentistas del procés. Solo un día después de que el Consejo de Ministros diera luz verde a la medida de gracia, y en la misma jornada en que se publicó en el BOE, Pablo Casado exigió a Sánchez su dimisión inmediata "si le queda algo de dignidad". Lo hizo en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, la primera celebrada tras conceder los indultos.

Los populares siguen con optimismo las encuestas, que vaticinan que, de celebrarse elecciones, el PP ganaría y que, aunque estaría lejos de la mayoría absoluta, podría gobernar con el apoyo de Vox, como apunta la de DYM para 20 minutos. Los sondeos también reflejan el rechazo de los españoles a los indultos de los líderes independentistas.

Con estos datos sobre la mesa, y junto a la recogida de firmas contra los indultos que siguen llevando a cabo por toda España y que suma cerca de 400.000 rúbricas, el PP seguirá presionando a Sánchez para que convoque elecciones. El argumento de la dirección del partido es que los españoles acudieron "engañados" por "mentiras" de Sánchez a las urnas y deben poder pronunciarse sobre la medida de gracia, que el presidente del Gobierno rechazaba en campaña.

Desde Vox animan a los populares a que, como principal partido de la oposición, dé un paso al frente y presente una moción de censura contra este Gobierno, pero los populares descartan esta vía, los número siguen sin sumar, y se desmarcan del partido de Santiago Abascal, que no descarta presentar su propia moción.

El recurso del PP, "sin prisa pero sin pausa"

Paralelamente, los populares siguen trabajando en su recurso contra los indultos, en el que se presentarán como perjudicados, como avanzó el propio Casado. Hay dos meses de plazo para presentar el recurso contencioso e irán "sin prisa pero sin pausa", como apuntan desde la formación. El partido de Casado quiere ser meticuloso para argumentar su legitimidad, el gran escollo para que sea estimatorio y se estudie el fondo del recurso, por lo que no quieren apresurarse. En todo caso, descartan emprender otro tipo de acciones legales contra los miembros del Gobierno a diferencia de Vox, que ya ha anunciado su intención de querellarse contra los ministros.

Eso no significa que los populares no vayan a pedir explicaciones a los miembros del Gobierno, pero no será en los tribunales, sino en la sede de la soberanía nacional. Los populares han registrado en el Congreso de los Diputados una solicitud para que todos y cada uno de los ministros, incluyendo las vicepresidentas y el presidente del Gobierno, comparezcan en la Comisión Constitucional para informar si, "como miembro del Consejo de Ministros, están de acuerdo con la concesión de los indultos a los condenados en la sentencia del procés", como reza en el escrito presentado. Además, el grupo parlamentario popular ha solicitado "todos los informes y documentos que integran los expedientes de indulto de los nueve presos condenados en el juicio del procés".

Ciudadanos y Vox presentan su recurso este jueves

Ciudadanos y Vox, por su parte, ultiman sendos recursos para presentarlos este mismo jueves ante el Tribunal Supremo. La formación de Inés Arrimadas será la primera en registrarlo, alrededor de las 11.30 horas, y poco después, sobre las 13.00 horas, lo hará la de Abascal.

El partido naranja sigue la misma línea que el PP y se personará como parte perjudicada, aunque a diferencia de los populares, que alegaban ser objetivo de los CDR, los de Inés Arrimadas, según explicó este miércoles su propia líder, defienden que han sido directamente afectados por la causa con el argumento de que, durante los días 6 y 7 de septiembre de 2017, cuando se aprobaron las llamadas "leyes de desconexión", sus funciones parlamentarias quedaron "anuladas".

Según sostuvo la líder naranja, esos días no se les dejó intervenir en la Cámara autonómica ni se les permitió acudir al Consell de Garantías estatutarias, por lo que solicitaron amparo al Tribunal Constitucional. "Somos parte perjudicada directamente, no solo como catalanes constitucionalistas sino como representantes públicos de la ciudadanía de Cataluña que fueron anulados en sus funciones en el golpe de estado", reiteró Arrimadas este miércoles.

Distinta vía seguirá Vox, quien no necesita personarse como parte perjudicada al haber sido acusación popular en la causa, al contrario que PP y Ciudadanos, motivo por el que podría tener más fácil argumentar su legitimidad. Desde las filas del partido confían en la sentencia estimatoria de su recurso y ya piensan en las siguientes acciones legales, cuyo objetivo son los ministros de Sánchez.

Tal y como explicó la diputada Macarena Olona el pasado martes, el partido considera que los ministros, con su apoyo a los indultos a los presos independentistas, pudieron incurrir en una desviación de poder que puede dar lugar a prevaricación, por lo que presentarán una querella contra ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento