Capaces de gestionar nuestro futuro

Miguel Carballeda Presidente del Grupo Social ONCEOPINIÓN
Perro guía
Perro guía.
CELIA DE COCA/ONCE

Las políticas sociales y el mundo de la discapacidad han circulado de la mano a lo largo de la evolución de la democracia en España y, por supuesto, de estos últimos 20 años, en los que hemos vivido casi con total seguridad avances nunca antes pensados en la representatividad y la posibilidad de que las personas con discapacidad muestren su realidad y hagan oír sus reivindicaciones. Y los medios han jugado un papel fundamental.

El mundo de las políticas sociales, tal y como las conocemos hoy, nacen durante los primeros años de la etapa democrática, cuando se pusieron en marcha algunas iniciativas que, básicamente, trataron de ir retirando el concepto de beneficencia de muchas de la realidades en las que se movían las personas en riesgo de exclusión y, muy especialmente, las personas con discapacidad.

Poco a poco, la realidad de la ciudadanía y la irrupción de un tejido asociativo relacionado con la discapacidad fue impulsando la consolidación de estas políticas sociales hacia el mundo de los derechos de las personas, una exigencia ligada a una ciudadanía cada vez más moderna, democrática e inmersa de lleno en un estado de Bienestar.

La participación del mundo asociativo y de los agentes sociales tomó su máximo ímpetu a finales del siglo pasado y principios del presente, en el caso de las personas con discapacidad, con el nacimiento del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (conocido ya como CERMI), un paso de gigante en el asociacionismo, la unidad y, muy importante, la representatividad de casi cuatro millones de ciudadanos españoles con discapacidad.

El siglo XXI arranca con esa fortaleza y ese bullir del asociacionismo que va dando pasos hacia una representatividad y un mensaje dirigido a los gestores de las políticas públicas, especialmente de las políticas sociales: nada para las personas con discapacidad sin las personas con discapacidad.

Hemos demostrado sobradamente nuestra capacidad para ser corresponsables de las políticas sociales, y ese es uno de los retos de futuro: que las políticas sociales se apoyen en el asociacionismo de las personas con discapacidad, del tercer sector, de la sociedad civil... Porque hemos demostrado nuestra capacidad para ser capaces.

Por supuesto, y lo sabemos muy bien en el Grupo Social ONCE, esto no sería posible sin el necesario altavoz que los medios de comunicación pueden y deben poner a las diferentes realidades que conforman la ciudadanía. Periodismo social con mayúsculas, como viene haciendo 20minutos durante los últimos 20 años, que seguro que son solo los primeros de una larga travesía mediática y social.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento