Protestas en Túnez
Imagen de archivo de tunecinos protestando contra el Gobierno de transición tunecino. Robert Ghement / EFE

Los enfrentamientos violentos se reanudaron este domingo en Túnez entre las fuerzas policiales, que emplearon gases lacrimógenos, y los manifestantes que reclaman la dimisión en pleno del Gobierno de transición del país y del primer ministro, Mohamed Ghanuchi.

Pese a la prohibición de circular para personas y automóviles, vigente desde este sábado en la céntrica avenida Habib Burguiba, miles de personas invadieron este domingo la principal arteria de la capital y sus calles adyacentes gritando consignas contra el Gobierno.

Los manifestantes se dividieron en dos grupos, el primero de los cuales comenzó a lanzar piedras contra las fuerzas policiales, desplegadas en gran número por la avenida y apoyadas por blindados de la Guardia Nacional.

Este grupo prendió fuego a neumáticos, contenedores de basura y a una motocicleta estacionada en las inmediaciones.

Las fuerzas policiales lanzaron gases lacrimógenos y disparos al aireEl segundo contingente de manifestantes se concentró cerca de la embajada de Francia, en la parte de Burguiba más próxima a la medina, e instaló barricadas en plena calle.

Las fuerzas policiales intentaron dispersar a los manifestantes con proyectiles de gases lacrimógenos y disparos al aire a modo de advertencia.

Otro grupo formado por centenares de manifestantes se unió posteriormente a la protesta en la avenida entre lemas contra Ghanuchi.

Fallecidos este fin de semana

Cinco personas resultaron muertas en los enfrentamientos que tuvieron lugar el sábado en la capital tunecina entre las fuerzas de seguridad y grupos de manifestantes que pedían la caída del gobierno de transición, informó este domingo el ministerio tunecino del Interior.

Otro joven falleció este domingo en los enfrentamientos que tuvieron lugar en la capital tunecina entre la policía y grupos de manifestantes, informaron fuentes de la oposición.

Las fuentes, vinculadas a los grupos que llevan una semana acampados ante la Oficina del Primer Ministro, en la "Casbah" de Túnez, dijeron que el fallecido se llamaba Abdelbazik Katawi, originario de la región de Sidi Bouzid, y cuyo cadáver fue trasladado al hospital militar.

Por su parte, el ministerio del Interior señaló en un comunicado que los enfrentamientos del sábado se produjeron cuando las fuerzas antidisturbios de la policía procedieron a dispersar a "grupos de jóvenes violentos, provistos de armas blancas y piedras que querían asaltar" la sede de dicho departamento.

De acuerdo con la nota oficial, varios agentes resultaron heridos en los enfrentamientos, al tiempo que se indica que "se ha abierto una investigación para determinar las circunstancias en que se produjeron los fallecimientos."

Al tiempo que expresa su pesar por las muertes acaecidas, el ministerio del Interior destaca que "los actos criminales" del sábado no tienen nada que ver con otras manifestaciones pacíficas que se han desarrollado y se desarrollan en la capital tunecina, sino que están vinculados "a los intentos de algunos grupos de utilizar a los jóvenes como escudos humanos" para desestabilizar.

El Ministerio de Interior precisó que más de cien personas fueron detenidas el sábado, "esencialmente por actos de vandalismo", y anunció la prohibición del tránsito de personas y vehículos particulares por la avenida Burguiba hasta la medianoche. Fuentes sindicales informaron este sábado que en las localidades de Tozeur, Kaserín y Metraui se han registrado también disturbios desde la pasada noche.

Según estas fuentes, esos disturbios están siendo provocados por milicias del antiguo partido del poder, la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), la formación del presidente depuesto Zine el Abidin Ben Alí.