A los pocos segundos de producirse el parto de la hija de los Príncipes de Asturias, el  31 de octubre, el médico que cortó el cordón umbilical extrajo una muestra de sangre y la preparó para su traslado a un centro especializado en Tucson (Arizona, EE UU), donde permanecerá los próximos 15 años.

La Casa del Rey confirmó la noticia ayer y afirmó que se trata de una «práctica habitual», aceptada por los padres a propuesta del equipo médico que atendió a Doña Letizia durante el embarazo.

Las células madre del cordón umbilical tienen la capacidad de regenerar la sangre, la médula ósea o el sistema inmunológico, por lo que su conservación puede ayudar en el futuro a combatir enfermedades como la leucemia, el linfoma o algunos tumores infantiles.

El Cord Blood Registry, centro especializado en estas prácticas, situado en Tucso, conservará la muestra en nitrógeno líquido. El precio del proceso es de 1.500 euros, a los que hay que sumar otros cien por cada año que se prolongue.

En España no existen bancos privados de este tipo. Sí públicos, aunque éstos funcionan mediante donaciones, lo que hace imposible garantizar a los padres el uso de las células donadas en caso de necesitarlas en el futuro. Estos bancos cuentan con 20.000 muestras, lo que sitúa a nuestro país en el segundo puesto mundial tras los Estados Unidos, con más de 65.000.

Dinos lo que opinas en... www.20minutos.es