Estalla una bomba dejar heridos en la Embajada de Suiza en Atenas
Policias aseguran los alrededores de la oficina de la compañía de mensajería privada 'Swiss Mail'. EFE

Los artificieros de las fuerzas de seguridad alemanas han desactivado este martes un paquete con material explosivo fue desactivado en la Cancillería alemana, sede oficial de la jefa de Gobierno, Angela Merkel, según ha confirmado el Ejecutivo federal.

El contenido era adecuado, al menos, para herir a alguien Los artificieros, que localizaron el paquete a las 12.00 h peninsular española, confirmaron horas después que el sospechoso "polvo negro" que contenía era material explosivo, según apuntó Steffen Seibert, portavoz de la Cancillería. "El contenido era adecuado, al menos, para herir a alguien", aseguró Seibert en una breve comparecencia ante los medios de comunicación.

El paquete enviado desde Grecia y dirigido expresamente a Merkel, fue entregado en la mañana de este martes por la empresa de mensajería estadounidense UPS en la oficina postal de la Cancillería, un edificio anexo a las oficinas de la jefa de Gobierno donde se gestiona el correo oficial. "En los controles ordinarios de los envíos postales fue detectado un paquete de características sospechosas", indicó Seibert.

La pequeña oficina postal fue desalojada de manera inmediata al descubrirse el presunto paquete bomba, una medida que no afectó al resto de las oficinas de la jefatura del Gobierno federal, mientras la seguridad se extremaba en todo el distrito gubernamental del centro de Berlín. La canciller alemana no estaba en su oficina de Berlín, ya que se encontraba de viaje oficial en Bélgica. La Cancillería resaltó que ningún funcionario resultó herido y felicitó a los encargados de la seguridad del edificio oficial. "Se está procediendo a las investigaciones pertinentes. La Policía está llevando a cabo las pesquisas necesarias", añadió Seibert.

Por su parte, el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, ha confirmado en rueda de prensa que el paquete fue enviado hace dos días por correo aéreo desde Grecia. No quiso pronunciarse sobre una posible conexión con los paquetes explosivos procedentes de Yemen. En el remite del paquete aparecía citado el Ministerio de Economía de Grecia, extremo cuya autenticidad no se ha confirmado, según la cadena de televisión pública ARD. Los expertos en explosivos de las fuerzas de seguridad emplearon un pequeño robot para analizar el paquete y finalmente optaron por mojarlo con un cañón de agua para inutilizar su carga antes de abrirlo.

Amenazas de los últimos días


Fuentes de la lucha antiterrorista alemana recogidas por el diario Tagesspiegel aseguraron que, por la cantidad de material explosivo en el paquete, se puede deducir que el envío era una "advertencia" más que un intento serio de atentar y causar graves daños a la Cancillería alemana. Además, apuntaron que la pequeña detonación habría provocado con bastante probabilidad fuego en el edificio y heridas al funcionario encargado de abrir el paquete. "El objeto parecía como si alguien quisiese mandar una señal", según la fuente citada literalmente por el periódico.

Este paquete bomba se detectó cuatro días después de que otros con material explosivo procedentes de Yemen se interviniesen en sendos vuelos de empresas de mensajería rumbo a Estados Unidos y en medio de una campaña de acciones de este tipo supuestamente orquestada por grupos anarquistas griegos.

La mayoría de medios germanos se inclinó por esta segunda posibilidad y recordó que este lunes fue interceptado un paquete bomba similar dirigido al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y que este martes se detectaron otros más en Atenas contra varias embajadas. En concreto, dos paquetes explotaron en las embajadas de Rusia y Suiza, mientras que otros fueron desactivados en las legaciones de Chile, Bulgaria y Alemania.

Dos paquetes más

La policía griega encontró este martes dos nuevos paquetes bomba en el aeropuerto internacional de Atenas, dirigidos a la central de Europol en Holanda y al Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo, que fueron detonados de forma controlada, según informó la televisión estatal NET.

Con estos dos paquetes bomba, hallados en la terminal de carga del aeropuerto, ya son catorce los hallados desde este lunes y cuyo envío se atribuye a un grupo terrorista griego. De todos ellos, tres explosionaron y uno causó leves quemaduras a una empleada de mensajería en Atenas.

Sin correo aéreo

Tras el hallazgo de los paquetes bomba, las autoridades de Aviación Civil de Grecia decidieron suspender durante 48 horas todos los vuelos de mensajería al extranjero para realizar comprobaciones de seguridad, informó la Policía en un comunicado. Cierran el aeropuerto de Bolonia por un supuesto paquete bomba a bordo de un avión

"Siguiendo una recomendación de la Policía griega, las autoridades de aviación han decidido suspender el envío de correo y paquetes al extranjero durante 48 horas, con la intención de realizar comprobaciones", señala la nota.

Un avión de carga procedente de Atenas y con destino a Lyon aterrizó por la noche de emergencia en el aeropuerto de Bolonia, en el norte de Italia, debido a las sospechas de que a bordo transportaba un paquete bomba que presuntamente estaba destinado al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Como medida preventiva se procedió a cerrar el aeródromo.

Según informaron los medios de comunicación italianos, el avión se vio forzado a aterrizar en el aeródromo italiano alrededor de las 22.30 horas, después de que la compañía de transportes TNT (encargada del envío) advirtiera al piloto del aparato aéreo de la presencia de un paquete sospechoso a bordo.

Primeras detenciones

Las autoridades griegas han puesto en marcha una operación de búsqueda y captura de cinco sospechosos de pertenecer a la organización terrorista "Conspiración de Núcleos de Fuego", que la policía considera que está detrás de los atentados.

Dos griegos presuntamente implicados en estos sucesos fueron detenidos el lunes en Atenas y acusados ayer de participación en organización terrorista y uso de explosivos.