Unión, Progreso y Democracia Baleares (UPyD) ha criticado a los partidos políticos por hacer un uso "torticero" del Parlament para "servirse un urbanismo a la carta", en referencia explícita a los acuerdos parlamentarios en materia urbanística aprobados recientemente en la Cámara balear.

El partido ha señalado que los dos últimos episodios de esta manera de actuar "corresponden a la nueva mayoría de PP y UM, que han tratado de dejar sin efecto una sentencia judicial que obliga a derribar el puente de Es Riuet de Porto Cristo", así como a la aprobación de la ley que declara de interés autonómico la construcción del campo de golf de Son Bosc para paralizar un acto administrativo de protección medioambiental emprendido por el Govern.

UPyD quiere denunciar "la degradación" del Parlament al dar cobertura "legal" a "acciones que son ilegítimas", "como son evitar la aplicación de una sentencia judicial -el derribo del puente de Es Riuet de Porto Cristo- o detener un acto de la administración autonómica en el pleno ejercicio de su propias competencias en aplicación de la normativa estatal y la Unión Europea, como ha ocurrido con la declaración de interés autonómico del golf de Son Bosc".

Esta formación política ha criticado que "el tándem PP-UM", de los que dice que están "convencidos de que se puede gobernar a través del Parlament", ha conseguido aprobar una modificación de la ley de medidas urgentes que pretende evitar el derribo del puente de Es Riuet que, según el juez, es "ilegal e ilegalizable", ha apuntado UPyD.

Asimismo, ha añadido que PP y UM han conseguido paralizar un acto administrativo de protección medioambiental que se dicta en aplicación de la normativa estatal y de la Unión Europea, declarando de interés autonómico el golf de Son Bosc.

"Los partidarios de no derribar el puente y de construir el golf de Son Bosc tendrán sus buenas razones, que sin duda las tienen. Ahora bien, lo que no es de recibo es que la Cámara balear haga un uso torticero de su facultad de dictar leyes para legalizar lo que la Administración de Justicia ha ilegalizado y para detener actuaciones administrativas del Govern en pleno ejercicio de sus competencias".

El partido ha añadido que en los últimos años "todos los partidos con representación parlamentaria, desde la izquierda hasta la derecha, han estado haciendo un uso aberrante del Parlament para imponer decisiones de carácter territorial y saltarse así la normativa aplicable en cada caso".

Además, han apuntado que esta "degradación" del Parlament "se ha disfrazado con el ropaje del interés general, el impulso de la economía o la seguridad jurídica, a la que ha apelado sin rubor algún diputado del PP en la declaración del golf Son Bosc de interés autonómico".

En opinión de UPyD, "éstas no son formas de resolver los problemas territoriales en un estado de derecho que, se hace preciso recordar, se cimenta en el respeto del principio de legalidad, la separación de poderes y la sujeción al ordenamiento jurídico y a sus propias reglas".