Un total de 518 de los 1.114 vuelos programados para este sábado han sido por la llegada a España de la nube de ceniza del volcán islandés Eyjafjalla. Los aeropuertos cerrados llegaron a ser 20, pero AENA ya levantó las restricciones en Zaragoza, Valladolid y Salamanca durante la noche de este sábado.

De los aeropuertos cerrados, el más importante era el del Prat de Barcelona. AENA prevé que a medianoche comience a operar vuelos de nuevo; lo mismo sucedería con los de Girona y Sabadell.

Permanecerán cerrados hasta este domingo a las 11.00 horas los aeródromos de Santiago de Compostela, A Coruña y Vigo.

Se prevé que el resto reanude sus operaciones durante la madrugada de este domingo. Son los de Asturias, Santander, Burgos, León, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Huesca, Pamplona, Lleida y La Rioja.

Eurocontrol, el organismo europeo que coordina el tráfico aéreo, estima que a partir de la medianoche la nube de cenizas volcánica se alejará de España y comenzará a extenderse por el espacio aéreo francés.

Alternativas para los viajeros

Iberia ha detallado que ha ofrecido a los 500 viajeros que tenía previsto trasladar en la tarde de este sábado de Madrid a Barcelona, realizar el viaje por carretera, cambiar el billete u obtener el reembolso del pasaje.

Estas alternativas también se han ofrecido a los viajeros de otras rutas por parte de la mayoría de compañías españolas y durante toda la jornada han estado saliendo de Barajas autobuses para que los pasajeros afectados pudieran llegar a su destino.

Varias compañías consultadas han manifestado a Efe que esta "crisis" ha sido más fácil de resolver que la que originó el volcán islandés en abril, ya que muchos de los viajes de hoy eran estancias de fin de semana y los pasajeros han optado por "anularlas".

Largas colas en Barajas

En el aeropuerto de Barajas se registraron durante toda la jornada largas colas de viajeros ante los mostradores de las compañías para obtener un nuevo pasaje, el reembolso del billete o una plaza en un autobús.

La mayoría de los viajeros afectados aceptó "con resignación" la cancelación del vuelo, aunque hubo algunas protestas por la "escasez" de personal para atender a los viajeros o por la "organización de la salida de los autobuses".

AENA ha recomendado a los pasajeros que se informen del estado de sus vuelos antes de acudir al aeropuerto, llamando a sus compañías aéreas o al teléfono de información del ente público 902 404 704 o (+34)91 321 10 00.