El poeta mexicano José Emilio Pacheco, que recogió este viernes el Premio Cervantes de manos del Rey, hizo una emocionada defensa del gremio de los escritores, "miembros de una orden mendicante" que no reciben, como le pasó a Cervantes, el merecido reconocimiento por su obra.

"No hay en la literatura española una vida más llena de humillaciones y fracasos" que la del autor del Quijote, subrayó Pacheco, que hubiera deseado poder dar este premio a quien le da nombre. "Me gustaría que el premio Cervantes hubiera sido para Cervantes. Cómo hubiera aliviado sus últimos años el recibirlo. Se sabe que el inmenso éxito de su libro en poco o nada remedió su penuria", afirmó el autor de Tarde o temprano.

"Cuánto nos duele verlo o ver a su rival Lope de Vega humillándose ante los duques, condes y marqueses. La situación sólo ha cambiado de nombres. Casi todos los escritores somos, a querer o no, miembros de una orden mendicante. No es culpa de nuestra vileza esencial sino de un acontecimiento ya bimilenario que tiene a agudizarse en la era electrónica", aseguró Pacheco.

"Humanidad y compromiso fraterno"


Por su parte, el Rey destacó la "bondad" y la "modestia" del escritor, cuya obra  rezuma "una humanidad y un compromiso fraterno" que "le han llevado siempre a estar cerca de los que sufren". Don Juan Carlos recordó tras discurso de Pacheco un poema escrito por el galardonado tras el terremoto que asoló su país en 1985, para expresar el "hondo dolor" causado por los recientes seísmos sufridos por "el querido Haití" y "en esa patria hermana y literaria que es Chile".

Asimismo, el Rey destacó que el autor premiado "continúa la estirpe de extraordinarios literatos mexicanos que ya han sido distinguidos" con el Cervantes: Octavio Paz, Carlos Fuentes y Sergio Pitol. "Quiero expresar también nuestro agradecimiento a México, esa gran Nación hermana que no ha dejado nunca de proporcionar a la cultura iberoamericana, y a la literatura en español, los más excelsos exponentes", añadió.

Don Juan Carlos resaltó que en su "extenso recorrido creativo", en el que ha transitado por "muy diversos" estilos y géneros literarios, Pacheco "ha viajado a través de la riqueza y los matices del español". "Desde lo conversacional hasta la alegoría, desde el monólogo dramático a la voz del cronista, desde el guiño irónico hasta la hondura de un compromiso ético, ejemplar y necesario", dijo.

"Admirable sencillez y maestría"


El Rey aseguró que esta diversidad creativa, que comparó a la de Miguel de Cervantes, "ha estado siempre teñida de un profundo sentimiento de cercanía humana". Don Juan Carlos resaltço además la aportación de Pacheco a la poesía, a la que ha incorporado "numerosos elementos del lenguaje oral, esculpidos literariamente con admirable sencillez y maestría".

"Es la suya una poesía entendida casi como un 'producto social', de todos y para todos, que se eleva por encima de las voces individuales", afirmó. El discurso poético de Pacheco -explicó- está elaborado "con una cadencia serena que recorre el tiempo histórico" del autor, "lo anticipa y, al mismo tiempo, es crónica de su propio recorrido vital".

"Se ha dicho que Pacheco nos adentra en un mundo poético marcado por la conciencia de lo efímero, y en una narrativa que modula y sopesa de tal modo que nada aparece ni parco ni desmedido", prosiguió el Rey, quien añadió a estos "indudables logros literarios" otros "méritos y cualidades".

"Ha sido también un gran lector"

"En el plano intelectual ha reflexionado e investigado rigurosamente sobre la formación de la cultura y la literatura mexicanas; y sobre su presencia en el mundo", dijo Don Juan Carlos del galardonado, que "ha sido también un gran lector, de espíritu curioso y sentido crítico, siempre abierto al vasto universo de la cultura".

Además, Pacheco ha desarrollado una "precisa" y "generosa" labor de investigación y divulgación de otros creadores, que "merece igualmente  reconocimiento y gratitud", agregó. Don Juan Carlos hizo referencia al terremoto sufrido por Chile a finales de febrero impidió la celebración del V Congreso de la Lengua Española, "instrumento y soporte de la literatura que hoy ensalzamos en la obra de Pacheco.

"En palabras del Premiado, el español es también la lengua que 'lava en el poema las heridas del ser, las manchas del desamparo y del fracaso'", citó Don Juan Carlos. El Rey quiso expresar a Pacheco su agradecimiento y el de la Reina "por su gran obra y por su vida de entrega a la literatura", "por haber revelado de forma singular la intensidad poética" del español y "por habernos hecho cómplices de una obra que ocupa un lugar destacado en la cultura literaria hispánica".