Ya puedes tirar todos esos calendarios y hojas en los que tienes los números de emergencias. Sólo necesitarás recordar uno: el 112. Allí te atenderán si sufres un incendio en tu casa, estás dentro de un atasco, te has dado un golpe con el coche, incluso si te han aparcado en doble fila y no puedes salir o te quedas atrapado en el ascensor.

Si llamas ahora te atenderán igual, pero dentro de unos meses desaparecerán los famosos 092 ó 080. Si los marcas ya no te dirán: «Policía Local o Bomberos, dígame», sino que te responderán: «112, servicio de emergencias de Castilla y León...».

Pero antes de que esto ocurra, el Ayuntamiento tiene que implantar los equipos necesarios para el desvío de las líneas y coordinación de sus servicios de emergencia con el centro de control de Castilla y León.
La ventaja de esta medida es que con una sola llamada ya se podrán movilizar todos los efectivos necesarios, en función de cada caso, con lo que se gana tiempo.

El 112 recibió el año pasado más de dos millones de llamadas, el 19% de Valladolid. A ellas habrá que sumar ahora las 34.800 de la Policía Municipal y las 7.900 de los Bomberos.