Prohibición de los toros en Catalunya.
El filósofo Jesús Mosterín. ARCHIVO

"Es cierto que las corridas son tradicionales, pero en España se toman medidas para combatir la violencia contra las mujeres, y eso es más tradicional aún que las corridas de toros". Esta inolvidable frase fue pronunciada el miércoles por el filósofo Jesús Mosterín durante su comparecencia en el Parlament de Catalunya que estudia la prohibición de las corridas de toros tras la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular presentada por la Plataforma Prou. En medio de este polémico debate, la Comunidad de Madrid ha declarado las corridas "bien de interés cultural".

La violencia contra las mujeres es más tradicional aún que las corridas de torosEn su agresivo discurso, llegó a comparar la Fiesta Nacional con la ablación del clítoris que sufren las mujeres en África, la violencia de género y la lapidación. Unas comparaciones que la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha tachado de "absolutamente inaceptables" y ha criticado que se "frivolice" sobre la lacra del maltrato a la mujer.

También el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha tildado de "odiosa" la comparación. "El símil es para indignarse. Esto es una salida de pata de banco. Podía dar otros argumentos pero es una cosa absolutamente inaceptable y la gente debería cuidar qué es lo que dice y que transmite a través de las cámaras de televisión y las emisoras", ha señalado el popular.

Bourquin ha recordado que la fiesta de los toros forma parte de una herencia cultural catalanaEste jueves no se han presentado los toreros Luis Francisco Esplá y Serafín Marín, que han pospuesto su presencia hasta el 17 de marzo, día en el que cerrarán la ronda de comparecencias junto al empresario Pedro Balaña, el eurodiputado experto en materia de animales Carl Schlyter y el biólogo y concejal del ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella.

El primero en comparecer, el presidente del Consejo General de los Pirineos Orientales, Christian Bourquin, ha defendido la catalanidad de los festejos taurinos, que se extiende también a la vertiente francesa de los Pirineos, y ha pedido tolerancia a sus "primos" catalanes. También ha recordado que la fiesta de los toros forma parte de una herencia cultural catalana, junto a los gigantes y los correfocs (encierros) muy extendida también en esa zona del sur de Francia, culturalmente cercana a Catalunya, en ciudades como Colliure, Ceret y Millas, capaces de reunir a miles de personas.

Por su parte, el ganadero tarraconense Pedro Fumadó ha advertido a los diputados catalanes que serán los responsables de la desaparición del toro bravo si prohíben las corridas, y ha insistido en que "no pueden juzgar un tema que desconocen", por lo que les ha invitado a visitar algunas de las nueve ganaderías que hay en Catalunya.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.