Atutxa, absuelto en el juicio por no disolver Sozialista Abertzaleak

También fueron absueltos los otros dos miembros de la mesa del Parlamento vasco imputados: Gorka Knörr (EA) y Kontxi Bilbao (IU-EB) de un delito de desobediencia a la autoridad por no disolver al grupo parlamentario de Batasuna.
Atutxa, Bilbao y Knörr en una imagen de archivo (Efe).
Atutxa, Bilbao y Knörr en una imagen de archivo (Efe).
Efe
El alto Tribunal consideró que a los procesados les amparaba la inviolabilidad parlamentaria y que, por tanto, hay que respetar esta prerrogativa.
Atutxa y los miembros de EA y EB estaban acusados de cometer un delito de desobediencia a la autoridad

Por ello, absolvió a los tres inculpados que estaban acusados de cometer un delito de desoebediencia a la autoridad judicial, previsto en el artículo 410 del Código Penal, por no disolver a Sozialista Abertzaleak, tal como ordenó el Tribunal Supremo.

En esta causa se juzgaba a los miembros de la mesa del Parlamento Vasco en la pasada legislatura Juan María Atutxa, Gorka Knörr (ex parlamentario de EA) y Kontxi Bilbao (representante de EB).

La sentencia no es firme

El texto recuerda también que la resolución "no es firme" y que puede interponerse recurso de casación contra la misma en el plazo de cinco días desde su notificación a las partes.

El juicio oral contra los citados representantes de PNV, EA y EB en el Parlamento Vasco se inició el pasado 25 de octubre y concluyó tres días despúes.

El proceso contra ellos se abrió en 2003 al no cumplir la orden dle TS de disolver SA
El proceso contra ellos se abrió en el año 2003 por no cumplir la orden de la Sala del artículo 61 del Tribunal Supremo, que ordenaba la disolución del grupo de Sozialista Abertzaleak, dado que sus siete integrantes eran los mismos que formaban el antiguo grupo de
Batasuna, formación que fue ilegalizada el 27 de marzo de ese año.

Aunque el Ministerio Fiscal formaba parte inicialmente de la causa, posteriormente decidió retirarse e incluso pedir la libre absolución de los procesados y solamente se mantenía la querella promovida por el sindicato de funcionarios de prisiones "Manos Limpias", que recurrirá en casación ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

La defensa de los tres encausados, según recoge la sentencia, ya había apuntado que concurría "el privilegio de inmunidad parlamentaria" de los tres procesados en el trámite previo. El artículo 26 del estatuto de Autonomía del País Vasco, señala en su punto sexto que "Los miembros del Parlamento Vasco serán inviolables por los votos y opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo".

"Esta sala -indica la sentencia en sus fundamentos de derecho- carece de jurisdicción para valorar si hubo o no conducta delictiva, una vez acreditado que los imputados actuaron gozando del privilegio de la inviolabilidad parlamentaria". El ex presidente del Parlamento Vasco Juan María Atutxa había asegurado durante la vista que se sentía "tremendamente tranquilo".

"No soy desobediente", afirmó para justificar que le fue imposible dar cumplimiento a la orden del Tribunal Supremo de disolver el grupo heredero de Batasuna. En la defensa sostenida sobre la actuación de Atutxa, Knorr y Bilbao, se hizo constar que existió una "imposibilidad legal" de dar cumplimiento a las resoluciones judiciales que exhortaban desde la Sala Especial del Tribunal Supremo a la disolución de Sozialista Abertzaleak.

La única argumentación que el tribunal ha aceptado de la defensa es la referida a la inmunidad parlamentaria de la que gozaban los tres acusados

La única argu- mentación que el tribunal ha aceptado de la defensa es la referida a la inmunidad parlamentaria de la que gozaban los tres acusados que se sentaron en el banquillo. Este privilegio "se prolonga aún y luego de terminado el mandato, siempre y cuando se trate de opiniones, actuaciones y votos que se emitieran en el ejercicio del cargo" parlamentario, dice el texto legal.

Una "buena noticia"

La secretaria segunda de la Mesa del Parlamento Vasco, Kontxi Bilbao (EB), señaló hoy que el reconocimiento de la inviolabilidad de los parlamentarios en la sentencia del caso Atutxa es una "especial muy buena noticia" para el sistema democrático.

El ex-vicepresidente del Parlamento vasco Gorka Knorr, aseguró el martes por su parte que "hoy es un día de alegría, en la medida en que hay una decisión judicial que restablece libertades democráticas que jamás debieron ser conculcadas"

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento