Niños en Haití
Varios niños haitianos corren a las afueras de Puerto Príncipe. Logan Abassi / REUTERS

Un miembro de Unicef ha denunciado este viernes el rapto de al menos 15 niños no acompañados en hospitales de Haití aprovechando el caos en el que está sumido el país tras el devastador terremoto del pasado 12 de enero.

Sospechamos que han sido secuestrados por redes de trata para adopciones "Lamentablemente hemos constatado el rapto de 15 niños en diferentes hospitales de Haití y sospechamos que han sido secuestrados por redes de trata a través de Santo Domingo", afirmó en rueda de prensa Jean Claude Legrand, asesor de protección de la infancia de Unicef.

Preguntado sobre dichos raptos y la posibilidad de que se hayan producido más, el funcionario internacional matizó que hasta la fecha tienen "evidencia" de esos casos, pero que preocupa que el fenómeno se extienda.

No obstante, Unicef ha hecho público un comunicado por la tarde en el que matiza que los datos sobre niños desaparecidos en hospitales no son datos confirmados oficialmente por la organización. "Las declaraciones han sido realizadas por un miembro de Unicef que no está trabajando directamente en la emergencia de Haití, sino que su comparecencia tenía como temática las adopciones internacionales", señala el texto.

"Unicef está preocupado por las condiciones actuales en Haití, que pueden propiciar el tráfico infantil, pero no puede confirmar cuántos niños están desaparecidos", añade.

Por su parte, Paloma Escudero, directora ejecutiva de Unicef España, explicó a 20minutos.es que es un tema "muy delicado" y que "sabemos que en todas las circunstancias de catástrofes naturales y conflictos existe un alto riesgo de tráfico de niños. Recibimos avisos de desapariciones, pero no hay un dato oficial al respecto".

Redes de trata

Legrand explicó que las redes de trata de menores existían antes del terremoto. "Las redes existían previamente en Haití y eran bastante activas, raptando niños y entregándolos al mercado internacional de adopciones. Lo que ocurre siempre es que cuando hay una catástrofe, las redes tratan de aprovecharse de la fragilidad del Estado y de los sistemas de control", explicó Legrand.

El portavoz de la ONG puso énfasis en destacar que dichos menores secuestrados no son huérfanos Por ello, Unicef ha establecido todos los mecanismos de alerta disponibles para evitar que estos secuestros se produzcan, y está organizando el establecimiento de campos de acogida para albergar a todos los niños no acompañados.

Legrand puso énfasis en destacar que dichos menores "no son huérfanos". Es necesario comprobar fehacientemente que no tienen ninguno de los dos progenitores, según Legrand que añadió: "de todas formas en Haití la familia es extensa y estoy seguro de que habrá familiares de esos niños que querrán adoptarlos".

4.000 niños al día

Unicef ha establecido hasta la fecha 20 puntos de acogida a menores no acompañados y atiende a unos 2.000 por día, pero el objetivo es poder llegar a 4.000.

Temor en Unicef por las mujeres embarazadas y la vioencia sexual Legrand denunció que Unicef no sólo está preocupada por la suerte de los niños, sino también de chicas jóvenes que trabajan como empleadas domésticas y que pueden ser susceptibles de caer en manos de las redes de trata de blancas. "Son jóvenes muy vulnerables, que pueden ser presa fácil y debemos protegerlas", agregó.

El Fondo de Naciones Unidas para la Población recordó que antes del terremoto, Haití era el país del mundo más peligroso para que una mujer diera a luz, una situación que se ha agravado tras la catástrofe.

Violencia sexual

Se calcula que hay 63.000 mujeres embarazadas que darán a luz en las próximas semanas, 7.000 de ellas solas. Las dos organizaciones alertaron, asimismo, de que temen que haya brotes de violencia sexual contra las mujeres.

En aras a evitar futuras enfermedades, Unicef anunció que la semana que viene comenzará una campaña de vacunación contra el tétanos, la polio y el sarampión que alcanzará a 360.000 niños menores de 5 años.