El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba enviar otros 3.500 "cascos azules" a Haití

Miembros de los Cascos Azules le piden identificación a los haitianos que intentan ingresar al Aeropuerto Internacional de Haití.
Miembros de los Cascos Azules le piden identificación a los haitianos que intentan ingresar al Aeropuerto Internacional de Haití.
Jorge Núñez / EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este martes por unanimidad el envío a Haití de otros 3.500 militares y policías que durante seis meses se sumarán a los casi 9.000 que la misión de estabilización del organismo internacional (MINUSTAH) tiene en ese país.

"Este envío contribuirá al mantenimiento de la paz y apoyará los esfuerzos para ayudar a la recuperación de Haití", dijo el presidente de turno del Consejo, el embajador chino Zhang Yesui, al término de la votación.

El máximo órgano de decisiones del organismo internacional dio así su luz verde a la propuesta que el lunes realizó en ese sentido el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que consideró a esas fuerzas necesarias para reforzar la seguridad y mejorar la distribución de la asistencia a Haití.

Esta decisión se produce poco después de las críticas que la sociedad civil internacional contra la descoordinación institucional aparente entre la UE, la ONU y EE UU. Muchas han sido, por ejemplo, las acusaciones contra EE UU que aseguran que el país dirigido por Barack Obama está aprovechando la tragedia del terremoto de Haití para "ocupar" el país militarmente. En total, el país norteamericano ha enviado cerca de 12.000 soldados.

Mientras, España ha anunciado también este martes que enviará a Haití un buque anfibio con 450 militares, 50 de ellos del equipo sanitario, con quirófanos, 80 camas de hospital y con capacidad para hacer un hospital en tierra, además de lanchas y tres helicópteros.

Reparto de la ayuda

Los 'cascos azules' que la ONU ya tiene en Haití están intentando coordinar el reparto de la ayuda humanitaria internacional que está llegando en los últimos días a la isla y buscan garantizar la seguridad en Puerto Príncipe. La tareas de distribución se han complicado por culpa de los pillajes y saqueos. Los soldados también intentan mantener el orden en distintos puntos del país como su aeropuerto internacional, donde miles de haitianos se concentran cada día para pedir comida y buscar trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento