Mónica Cruz para 'Elle'
Mónica Cruz para 'Elle', en una imagen de archivo. ELLE

Mónica Cruz sigue, a sus 32 años, peleando por hacerse un hueco en el mundo del espectáculo para que, aunque sólo sea desde el punto de vista profesional, su nombre no vaya siempre acompañado por el de su hermana mayor, Penélope. Televisión, cine, moda, baile... muchos palos de una baraja que la pequeña de las Cruz ya conoce de sobra. ¿En qué proyectos se encuentra inmersa hoy?

Este año podremos verla en la película que acaba de rodar en Alemania, Jerry Cotton, film en el que encarna a una mujer fatal llamada Malena. También tiene entre sus proyectos más inmediatos un musical en nuestro país, algo que le hace “mucha ilusión. Este boom de musicales parece que incita a que se hagan proyectos de este tipo en cine y eso me llena de alegría”, cuenta en una entrevista publicada esta semana en Europa Press.

Si saliese un proyecto nuevo en televisión que mereciese la pena sí, me gusta mucho la tele y me apetecería volver

Interpreta, canta, pero sobre todo baila. “Llevo haciéndolo desde que tenía cuatro años”, recuerda Mónica, quien saltó a la fama gracias a la serie Un paso adelante, serie de éxito en España (y actualmente también fuera de nuestras fronteras) que narraba las historias de varios jóvenes que convivían en una escuela de baile y que estuvo varias temporadas en antena.

Sobre su vuelta a televisión comenta que “si saliese un proyecto nuevo que mereciese la pena sí, me gusta mucho la tele y me apetecería volver”.

Fuera de la interpretación, el mundo de la moda también ha acaparado buena parte del tiempo de Mónica. “Sigo diseñando con la marca japonesa Samantha Thavasa, el mundo de la ropa me fascina y no lo quiero dejar nunca. Seguiré abriéndome camino en ese terreno, lo tengo muy claro”, sentencia.

Sigo diseñando con la marca japonesa Samantha Thavasa, el mundo de la ropa me fascina y no lo quiero dejar nunca

Admira a sus hermanos

Lo de Mónica Cruz con sus hermanos va más allá del cariño. Admira el trabajo de ambos.

Sobre Penélope, ganadora del Oscar el año pasado (primera actriz española que lo consigue), y que se encuentra en plena promoción de la película Nine, y preguntada también por si cree que va camino de su segunda estatuilla, Mónica responde: “Es tan difícil, la película es alucinante, mi hermana ha hecho un trabajo increíble y va a sorprender mucho pero debemos valorar lo difícil que ha sido conseguir uno, ya lo tiene y con eso debería bastar, no le deberíamos exigir más”.

Sobre su hermano Eduardo comenta que “es un genio en todos los sentidos, como persona y como profesional, va a dar mucho que hablar pero todavía está grabando y componiendo, vive fuera y está muy contento con cómo le están marchando las cosas”.

¿Cómo es cada uno cuando vuelve a reunirse los tres en casa? Mónica da pistas sobre el rol que adopta cada hermano en las reuniones familiares. “Es como era cuando éramos niños. Mi hermano es el que más sentido del humor tiene, mi hermana no para de hacer tonterías y a mí me llaman la Maruja, porque me encanta estar en casa, cocinar y todo ese tipo de cosas y les hace mucha gracia”.

Sobre un proyecto profesional conjunto de los tres dice que “nos encantaría trabajar juntos, no lo descartamos pero tienen que ser un proyecto que tenga sentido”.

¿Qué le pide a 2010?

“Que me quede como estoy pero sobre todo salud, para mi familia, para mí y para todos a los que quiero, si se tienen salud se puede conseguir el resto”, dice Mónica Cruz.

si saliese un proyecto nuevo que mereciese la pena sí, me gusta mucho la tele y me apetecería volver