La Fiscalía interpone una querella criminal contra los padres del niño obeso de Ourense

  • Se les imputa un delito de desobediencia y sustracción de menores.
  • Aseguran que no se les quiere quitar la custodia y que es algo temporal.
  • Es una pena inferior a dos años, por lo que no irán a prisión.
Los padres del niño con obesidad mórbida, en presencia de su abogado.
Los padres del niño con obesidad mórbida, en presencia de su abogado.
Pablo Araújo / EFE

La Fiscalía de Ourense interpuso este miércoles una querella criminal contra los padres del menor obeso por un delito de desobediencia y de sustracción de menores, según anunció el fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Florentino Delgado.

El niño se encuentra oculto por su familia desde que se decretó su ingreso en un centro de menores del barrio ourensano de A Carballeira, al que se oponen sus padres, que ayer comunicaron que no entregarían al menor por el momento.

Florentino Delgado señaló que la protección del niño de 9 años "ha venido desarrollándose tiempo atrás" ya que aseguró que en octubre del año 2008 "hubo resoluciones administrativas" en las que se puso de manifiesto que "podría haber algún problema con el joven Moisés".

Asimismo, explicó que dichas intervenciones fueron "sucesivas" y que se han ido incrementando conforme "se ha ido no haciendo caso a las resoluciones de la administración" por parte de los padres y de los familiares del niño "que no tuvieron una conducta activa" respecto a la situación del menor.

Patria potestad

En su intervención, Florentino Delgado manifestó que hasta la fecha se ha "querido dar a entender" que "lo quiere la Xunta de Galicia con conocimiento del Ministerio Fiscal" era "la privación de la patria potestad", algo que, señaló "no es cierto".

Comentó que el sentido último de las resoluciones Administrativas en este caso se centraban en "tener" la custodia del pequeño "el tiempo necesario" para poder "evaluar bien el problema y darle la solución" mientras que "se ha querido dar a entender que lo quiere la Administración es retirar a un hijo de sus padres".

Delgado señaló que esta visión "resulta llamativa", aunque insistió en que "no es así" porque la Administración "quiere ayudar a los padres aunque estos "no quieren dejarse ayudar". Si el menor no está bien, señala, "después de una evaluación volverá a su ámbito familiar que es donde debe estar".

Dos años de cárcel

Con la interposición de esta querella criminal los padres del niño obeso se enfrentan a una pena inferior a dos años de prisión y, por lo tanto, no tendrían que ingresar en la cárcel.

El fiscal jefe aclaró que no piden cárcel porque no tendría sentido "pedir la prisión para unos padres" que "están equivocados". "Su primera equivocación es en la valoración de su hijo y la segunda, la que me atañe, es el oponerse radical y frontalmente a una decisión de la autoridad".

El fiscal jefe de Ourense apuntó que antes de tomar otro tipo de medidas darán "la última oportunidad" a los padres para que entreguen a su hijo a la administración y, de lo contrario, avisó: "actuaremos en consecuencia".

Por su parte, el padre del niño afectado ha decidido supeditar su entrega a las autoridades que reclaman su internamiento en un centro de menores a que previamente se elaboren informes psicológicos sobre su situación, ha informado su representante legal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento