Esta es la ciudad de España donde la factura del agua es más cara: factores que influyen en el precio

Una persona llenando un vaso de agua del grifo
Una persona llenando un vaso de agua del grifo
Emasesa
Una persona llenando un vaso de agua del grifo

La sequía repercute directamente en nuestra economía. Lo hace porque, con la lógica más básica del libre mercado: cuánto menos agua hay, más se encarece. Aunque, por supuesto, este incremento depende de la ciudad y de factores como la disponibilidad del recurso, los costos del tratamiento y la distribución y las políticas de gestión del agua. 

Las cinco ciudades con el agua más cara de España

Con el objetivo de determinar cuáles son las ciudades españolas que más pagan por el agua, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio en el que pone de manifiesto que las diferencias pueden llegar a triplicarse entre localidades. 

Para ello, han analizado las tarifas de las capitales de provincia y otras ciudades importantes, estimando la factura anual para un consumo medio de un hogar de 3 o 4 personas.

Tarifas de agua según consumo
Tarifas de agua según consumo
OCU

En el primer puesto está Barcelona, con un consumo anual promedio de 175 metros cúbicos. Aquí, la factura puede llegar a superar los 520 euros. Le sigue Murcia, con una factura anual, para el mismo consumo promedio, de 495 euros. 

En tercera posición está Alicante, con una factura de 450, y muy de cerca Palma donde pueden pagar hasta 440 euros al año por un consumo de 175 metros cúbicos. Finalmente, Huelva, en quinta posición, con facturas de más de 420 euros. 

¿Y las ciudades que menos gastan?

Por su parte, las ciudades que asumen menor coste en la factura del agua son Guadalajara, con 164 euros por un consumo de 175 metros cúbicos; Palencia, con 166 euros por el mismo consumo; Ourense, con 180 euros y Melilla, con 182 euros.

Esto se explica por los costos de captación, tratamiento y distribución del agua, así como los gastos de mantenimiento de las infraestructuras y la inversión en nuevas instalaciones.

Calibre, consumo, sequía y demanda: así influyen en el precio del agua

Dos elementos que pueden afectar decisivamente en la factura del agua son el calibre y el consumo de agua. Esto es: el calibre del contador o diámetro de la tubería, que se puede consultar en la misma factura del agua, y para una vivienda normal acostumbra a ser de entre 13 o 15 milímetros, aunque puede ser superior según el municipio, la vivienda y el suministro necesario. 

Por otro lado, el consumo del agua, que suele ser, por persona, de unos 3.8 metros cúbicos al mes. Así, para una familia de 4 residentes, el consumo puede elevarse hasta los 15.4 metros cúbicos de agua.

Además, hay otros factores cambiantes que influyen en el precio del agua. Uno de ellos es la sequía. Actualmente, en España, esta situación impacta principalmente a las regiones del sur y el este del país. En ese sentido, Andalucía, la Región de Murcia, las Islas Baleares, Cataluña, Ceuta y Melilla se identifican como áreas con gran riesgo de sequía.

Por último, la demanda de agua es determinante en su precio. En zonas con alta demanda, ya sea por densidad poblacional, agricultura intensiva o industria, el precio puede aumentar debido a la presión sobre los recursos disponibles. Asimismo, la gestión ineficiente del agua y el desperdicio también contribuyen a elevar los costos. 

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento