El último fracaso de Ciudadanos: se queda fuera del Parlamento Europeo y desaparece de todas las grandes instituciones

Gráfico de la evolución del poder territorial de Ciudadanos desde 2019.
Gráfico de la evolución de la presencia institucional de Ciudadanos desde 2019.
Henar de Pedro
Gráfico de la evolución del poder territorial de Ciudadanos desde 2019.

El 28 de abril de 2024 se cumplieron cinco años del mejor resultado de la historia de Ciudadanos. En las elecciones de 2019, la formación, entonces liderada por Albert Rivera, obtuvo 57 escaños y a punto estuvo de adelantar a un PP (66) en horas bajas. Este escenario llevó al partido naranja a apostarlo todo a la posibilidad de convertirse en la fuerza hegemónica en el centroderecha. 

Rivera jugó a ser jefe de la oposición mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, buscaba cerrar un acuerdo de investidura. Si en 2016 ambos estuvieron muy cerca de llegar a un pacto, en 2019 el líder catalán endureció el discurso contra el socialista, que miró a su izquierda y flirteó con Unidas Podemos. 

Seis meses después de que lograse el mejor resultado de su historia, Ciudadanos escribió el primer capítulo de su debacle en la repetición electoral del 10 de noviembre aquel año. La formación pasó de 57 a 10 diputados, y Albert Rivera se vio obligado a dimitir. 

Desde entonces, el partido no ha parado de acumular fracasos, culminados con el de este domingo, cuando, tras recibir solo 120.500 votos, se ha quedado fuera del Parlamento Europeo un lustro después de que obtuviese siete asientos. Una derrota especialmente dolora para una formación con una vocación profundamente europeísta. 

El cabeza de lista de Ciudadanos para estos comicios, Jordi Cañas, habla ya de un cierre de ciclo y ayer anunció que celebrará un congreso extraordinario para que los militantes decidan el futuro del partido. En cualquier caso, se mostró convencido de que Ciudadanos "renacerá". "No tengan ninguna duda. No vamos a bajar los brazos, no somos de los que se rinden fácilmente", subrayó Cañas.

No tengan ninguna duda. No vamos a bajar los brazos, no somos de los que se rinden fácilmente

Con su desaparición de la Eurocámara, Ciudadanos se ha desvanecido de todas las grandes instituciones y las disputas internas han provocado que ni siquiera pueda presumir de una casi simbólica representación en el Grupo Mixto de las Cortes de Castilla y León en la figura de Francisco Igea, expulsado del partido en septiembre de 2023 y quien desde entonces mantiene su cargo de procurador no adscrito. A día de hoy, apenas quedan unas pequeñas manchas naranjas en el mapa político español que representan algunas alcaldías menores

El 'annus horribilis' de Ciudadanos

Ciudadanos entró en paliativos en noviembre de 2019. No obstante, la formación naranja aún confiaba en revertir la situación amparándose en el importante poder territorial que todavía retenía. 

El primer gran golpe, sin embargo, se produjo en 2021, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, adelantó las elecciones autonómicas, temerosa de que su vicepresidente, Ignacio Aguado, impulsase contra ella una moción de censura 'a la murciana', a pesar de que esta terminase fracasando en la región mediterránea. Ayuso acertó y acabó devorando a Ciudadanos, que desapareció de la Asamblea de Madrid

Un año después, el partido naranja volvió a sufrir un duro revés en los comicios autonómicos de Andalucía. Juan Marín, durante cuatro años vicepresidente de la Junta de Andalucía, dimitía después de que su formación no consiguiese ningún escaño. 

No obstante, el annus horribilis de Ciudadanos se inició el 28 de mayo de 2023, tras las elecciones autonómicas y municipales. La formación confirmó que los españoles ya no confiaban en su proyecto político, y perdió 2.395 concejales de los 2.787 que tenía, entre ellos la hasta entonces vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, cuyo grupo se desvaneció del Ayuntamiento.

El partido encontró su principal 'bastión' en Castilla y León, donde desde entonces mantiene alcaldías incluso con mayoría absoluta. Por ejemplo, las de los municipios burgaleses de Pancorbo y Caleruega (ambos de menos de 500 habitantes) o la de la localidad salmantina de San Cristóbal de la Cuesta (de algo más de 1.000 vecinos). 

El partido también ganó las elecciones en pueblos andaluces como Benaocaz (Cádiz), Quéntar (Granada), Lúcar (Almería) o Porcuna (Jaén), así como en municipios valencianos como Cofrentes o Llanera de Ranes. 

La pérdida de poder territorial, unida al adelanto electoral que anunció Pedro Sánchez tras las autonómicas y municipales, llevó a la dirección del partido a tomar la decisión de no presentarse a los comicios generales del 23J. El objetivo era una emprender una retirada momentánea para sentar los pilares de un primer renacer en próximos objetivos electorales. 

Desaparecer en el lugar que te vio nacer

Sin embargo, quien estaba llamado a capitanear ese proceso de regeneración interna, el entonces secretario general de Ciudadanos, Adrián Vázquez, acabó abandonando el barco apenas un año después de llegar al cargo tras la decisión de Inés Arrimadas de dejar la presidencia de la formación. 

Vázquez apostó el futuro del partido a una estrategia que alguno de sus miembros pensaban que acabaría devorándolo. El actual president de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, adelantó las elecciones catalanas en marzo, y Vázquez pensaba que la supervivencia de la formación pasaba por concurrir junto al PP a los comicios autonómicos y europeos. 

Las negociaciones fracasaron por disputas internas y el secretario general naranja presentó su dimisión para después concurrir a las elecciones comunitarias en las listas populares. El 12 de mayo fue, seguramente, el día más doloroso en la historia de Ciudadanos: aquel que comprobó cómo el lugar que lo vio nacer le daba definitivamente la espalda

La formación se quedó fuera del Parlament de Cataluña, donde llegó a ser la principal fuerza tras las elecciones convocadas por el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en virtud de la aplicación del artículo 155 en 2017, después del procés

Ahora, el batacazo europeo no hace más que confirmar la práctica defunción de Ciudadanos, que, previsiblemente después de verano, celebrará el congreso extraordinario anunciado por Jordi Cañas. La dirección no es del todo pesimista, pero es irremediable que en dicho congreso se plantee a los militantes una posibilidad cada vez más inexorable: la disolución definitiva del partido

Periodista '20minutos'

Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Radio COPE por la Universidad CEU San Pablo. Mi relación con el periodismo comienza cuando aún andaba en pañales y mi padre me llevaba a la redacción de un modesto periódico algecireño cada vez que tenía que responder a la llamada del oficio. Trabajo en '20minutos' desde 2022. Me curtí en la sección de Cierre y ahora profundizo en mis pasiones en Cultura. En mi tiempo libre leo de manera enfermiza y doy mucho la turra con Chaves Nogales, maestro de maestros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento