Unas 97.000 mujeres italianas han firmado el manifiesto 'Mujeres ofendidas por el primer ministro' después de que Berlusconi dijera que la izquierdista Rosy Bindi, una mujer robusta que lleva gafas, es 'más hermosa que inteligente', en un golpe tanto a su apariencia como a su inteligencia.

Desde entonces, Facebook se ha llenado de grupos ofreciéndole solidaridad y se han realizado protestas en localidades como Reggio Emilia, mientras que la respuesta de Bindi: 'No soy una mujer a su disposición', se ha convertido en una frase famosa impresa en camisetas y carteles.

'Que alguien le diga a Berlusconi que no es George Clooney', dijo la senadora de centro Patrizia Bugnano, que definió al primer ministro de 'chauvinista'. 'Es ofensivo que siempre se refiera a las mujeres en términos estéticos', agregó.

La campaña está promovida por el diario izquierdista La Repubblica y tiene un fuerte apoyo de la izquierda. Es un ejemplo poco común en Italia de iniciativa femenina contra Berlusconi, y ha cobrado un fuerte impulso.

Bindi dice que se trata del 'nuevo feminismo' que está echando raíces en Italia, donde los famosos comentarios de Berlusconi de que las mujeres son 'el regalo más hermoso de Dios al hombre' e Italia 'la patria de grandes amantes, casanovas y playboys' a menudo se reciben con indiferencia.

De todos modos, los encuestadores señalan que sin un rival político creíble que desafíe al primer ministro, la reacción feminista no logrará reducir el fuerte apoyo de Berlusconi entre las mujeres conservadoras, aunque ellas también podrían estar perdiendo entusiasmo en su figura.

'Berlusconi no ha cambiado su visión de la mujer y no es la primera vez que hace este tipo de comentarios sobre las mujeres', dijo Maurizio Pessato, de la encuestadora SWG.

Otro encuestador, Luigi Crespi, dijo que las seguidoras de Berlusconi podrían estar decepcionadas, pero no lo suficiente como para quitarle su apoyo.