Los días de oro que convertirán Madrid en el epicentro de la música pop: el huracán Taylor Swift inyecta millones en la capital

La cantante Taylor Swift desembarca en Madrid el próximo miércoles y jueves.
La cantante Taylor Swift desembarca en Madrid el próximo miércoles y jueves.
Europa Press
La cantante Taylor Swift desembarca en Madrid el próximo miércoles y jueves.

Una cuenta atrás anuncia lo que está por llegar. Entre los gritos histéricos de miles de jóvenes, media docena de bailarines salen al escenario ataviados con unas enormes colas a lo pavo real que ondean al aire. El despliegue de luces, efectos e imágenes es único. Pero todos los presentes esperan con ansia una sola cosa o, mejor dicho, a una sola persona: Taylor Swift

La cantante estadounidense aparece sobre una plataforma de debajo del escenario. Ataviada con un body de pedrería y brilli-brilli canta Cruel Summer, un tema melódico que habla del desamor y con el que la también productora encandila al público desde el minuto uno. Aunque el poderío de Swift no reside únicamente en su talento como cantante. Swift mueve tras de sí miles de fans -los llamados swifties-, cientos de trabajadores y, por supuesto, millones de euros

Desde su primer concierto del pasado 9 de mayo en París dentro de su gira The Eras Tour, la artista ofrecerá alrededor de 60 recitales por toda Europa hasta el próximo agosto. Aunque serán sus dos paradas en Madrid de la próxima semana (29 y 30) las más esperadas por los swifties de toda España. La autora de temas como Midnights llega a la capital española después de 12 años y estrenará un Santiago Bernabéu remodelado y que acogerá a 72.437 espectadores cada día. Algo que ya está comenzando a traducirse en millones de euros o, en el lenguaje de los más fans, swiftonomics.

El paso de la artista por la capital española ya genera dinero. Las entradas para los dos conciertos desaparecieron de la web en poco más de tres horas desde su salida al mercado. Desde 80 euros las más básicas, algunas, las VIP, llegaban a costar hasta 500 euros. Después, en la reventa, se llegaron a pedir hasta 1.900 euros por ticket. 

Ahora, a pocos días de los esperados recitales, conseguir alojamiento en Madrid es prácticamente tarea imposible. Este periódico ha hecho una búsqueda genérica y lo único asequible que queda son camas en habitaciones compartidas por 100 euros o más. Si hablamos de hoteles, las cifras no bajan de los 400 y 600 euros. 

De 15 a 20 millones de euros

Según Mar de Miguel, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, se espera que las ocupaciones para los dos días del concierto pasen del 90% e incluso lleguen al 100%. "Habrá un incremento del 15% de ocupación con respecto a la previsión normal para esas fechas y, además, un impacto económico global, no solo en el sector hotelero, sino en muchos otros sectores de actividad como la restauración o el comercio", desgrana. 

En este sentido, de Miguel pone de manifiesto que los buenos datos provocados por la oleada swiftie llevarán al sector a un aumento de ingresos del 200% al 300% en comparación con un fin de semana normal. Y hacen un cálculo estimado: "Estos visitantes probablemente se quedarán dos noches y gastarán entre 150 y 300 euros por noche. Esto se traduce en unos ingresos estimados de 15,6 a 19,5 millones de euros solo para los hoteles". 

Algo parecido anuncian desde el sector de la hostelería. Los trabajadores de la restauración de Madrid estiman un impacto cercano a los 10 millones de euros en establecimientos de alojamiento, restauración y ocio. Así lo ha puesto de manifiesto Hostelería Madrid en un comunicado, en el que detalla que las citas programadas en el Santiago Bernabéu dejarán un gasto medio de 20 euros en los locales situados en los alrededores del estadio. 

Además, la organización ha anticipado que un 30% del total del público, unas 15.600 personas, serán turistas que se trasladarán a la Comunidad de Madrid para asistir al concierto. En este sentido, también ha apuntado a que el turismo nacional e internacional dejará un gasto medio de 280 euros al día en la ciudad, con una estancia media de dos días.

A este respecto, el alcalde José Luis Martínez-Almeida se felicitaba este viernes por la acogida de los recitales de Swift. "Para Madrid es muy importante en términos económicos porque va a suponer una inyección adicional a estos meses de verano, pero también en términos de marca", subrayaba.

No más actividades turísticas

Con respecto a los desplazamientos, las cifras también se disparan. La venta de billetes de tren, especialmente desde Sevilla, Barcelona y Valencia, se han llegado a duplicar y triplicar. En concreto, las ventas de la línea Sevilla-Madrid se han multiplicado por tres respecto a la semana anterior a los conciertos, según la app de venta de billetes de tren y autobús Trainline. Los enlaces desde Barcelona y Valencia con Madrid se han duplicado.

También han crecido las ventas en torno a tres veces por encima de la media en la línea de Renfe Barcelona-Lyon. Precisamente, la siguiente parada de Swift en su tour será el 2 de junio en la ciudad francesa. 

El portal Hellotickets, especialista en cálculos y estimaciones ligados alturismo, aumenta la cifra y dice que los dos recitales podrían llegar a inyectar más de 25 millones de euros a la economía madrileña. En concreto, dentro de la parte del transporte hacen una estimación de 2 a 2,5 millones; 3,5 a 4,4 en alimentación y bebidas; 1,95 en regalos y suvenires y un contante de 5,88 a 7,35 millones de euros en ingresos fiscales del Gobierno

La web también hace hincapié en que el gasto se puede reflejar en otras áreas más turísticas, como las visitas a ciertos museos. 20minutos ha podido saber de la mano del Museo del Prado y Patrimonio Nacional que, de momento, no se espera un aumento en las ventas de tickets para esas fechas. 

Despliegue de medios

Pero la llegada de Swift, además de dinero, también implica que se produzca un despliegue de medios sin precedentes en las zonas cercanas al Santiago Bernabéu. Desde el mismo martes comenzarán a operar dos fanzone junto al estadio: una en La Castellana, frente al campo, y la otra en el parque de San Fernando del distrito de Chamartín, en la confluencia de la calle de Alberto Alcocer y la calle de Doctor Fleming. 

Las dos carpas serán punto de encuentro de los swifties, donde intercambiarán las famosas pulseras de la amistad, algo que ya se ha convertido en santo y seña de cada concierto. Para esto, además de puestos de merchandising e instalaciones de zonas VIP se van a colocar un total de 123 tráileres en la zona. 

Con respecto a esto, el alcalde madrileño incidía este viernes en que se está trabajando de manera conjunta con la Delegación del Gobierno para garantizar la seguridad en la organización de todos los fans que se espera que ya duerman frente al estadio desde este sábado. "Estamos trabajando bien con Delegación, por supuesto, para garantizar las mejores condiciones de seguridad", ha explicado.

Lo inalcanzable

Pero más allá de gastos medios e instalaciones, también son muchos los que están aprovechando los conciertos para ofrecer una experiencia única. Algunos de los más prestigiosos hoteles de la capital han lazando packs VIP para los que puedan echar el resto en la cita con la estadounidense. El VP Plaza de España Desing, de cinco estrellas, cuenta con la posibilidad de vivir la experiencia más lujosa a precios de 20.000 y 30.000 euros. En sus packs se incluye el alojamiento, entradas preferentes de palco, transporte privado incluso maquillador, peluquero y personal shopper. 

En el otro lado, el mundo de la reventa de entradas se ha convertido, a pocos días de la cita, en un imposible. Los usuarios llegan a pedir hasta 600 euros en conocidos portales de compra-venta, aunque la mayoría rondan entre los 200 y 300 euros. 

El primer álbum de Swift salió a la luz en el año 2006 y desde entonces su carrera ha sido imparable gracias a un único secreto: sus canciones cuentan su propia vida. Con 11 discos de estudio, 4 de directos y 17 recopilatorios, la artista, que ha sido nominada más de 1200 veces a premios, de los que ha ganado 742, deja una cosa muy clara en el tema más famoso de su último disco, Look what you made me do. "El mundo sigue adelante, otro día, otro drama, pero no para mí, todo en lo que pienso es en el karma", sentencia entre ritmos. Parece que el karma de Swift ronda alrededor de un solo símbolo: el del dólar. 

Miriam Cos
Redactora '20minutos'

Licenciada en Periodismo por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas. He desarrollado mi vida laboral a caballo entre la última hora digital y el periodismo local para distintos medios de prensa escrita. Entré a formar parte de la mesa digital de 20 Minutos en junio de 2023, desde donde elaboro reportajes y artículos de actualidad. Me gusta escribir sobre temas humanos y sucesos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento