Hiperapego en gatos: "Si le prestamos atención constantemente cuando la reclama, a la larga la situación empeorará"

Hiperapego en gatos: "Si le prestamos atención constantemente cuando la reclama, a la larga la situación empeorará"
Hiperapego en gatos: "Si le prestamos atención constantemente cuando la reclama, a la larga la situación empeorará"
Hiperapego en gatos: "Si le prestamos atención constantemente cuando la reclama, a la larga la situación empeorará"
Hiperapego en gatos: "Si le prestamos atención constantemente cuando la reclama, a la larga la situación empeorará"
Wochit

Aunque la mayoría de la gente piensa que los gatos son animales independientes y fáciles de cuidar y mantener en el hogar, la realidad es muy distinta. Cada vez más se está demostrando que los gatos son, al igual que los perros, animales sociales (a pesar de tener un antepasado solitario) y, por ello, también desarrollan algunos problemas de comportamiento relacionados con estos.

De hecho, seguro que conocéis a algún gato (si no es el vuestro) de un familiar o amigo que nada más entrar por la puerta va corriendo a saludar con un sutil "miau" o que allá donde vaya su dueño le sigue por casa. Este tipo de comportamientos demuestran un vínculo humano-animal fuerte pero, sin embargo, puede acarrear otros problemas como la ansiedad por separación o el hiperapego.

¿Sabías que los gatos también pueden pasarlo mal a la hora de estar solos en casa? Hay gatos que por las circunstancias que han vivido o por cómo se han relacionado con sus tutores, se vuelven muy dependientes de los humanos con los que viven.

Esto es lo que le ocurre a Alcachofo, el recién adoptado gato de Carlos Gutiérrez, veterinario y divulgador a través del cana de YouTube 'Mascotas y familias felices', quién cuenta cómo está siendo la adaptación en casa y lo frustrante que puede llegar a ser tanto para ellos, como para el felino, los momentos en los que su nuevo minino se queda solo en casa.

Qué es le hiperapego en gatos y cómo trabajarlo

"No puede estar en una habitación solo, no te digo encerrado, si no solo sin que nadie le esté prestando atención", relata Gutiérrez. "Además, tiene algunos otros signos de estrés en ese momento como comportamientos muy fijados si no le haces caso (se va al rascador y se pone a rascar compulsivamente, o al comedero y se pone a comer sin parar...)".

Cada gato es un individuo con circunstancias diferentes y, por tanto, la causa del hiperapego va a ser distinta cada vez. En el caso de Alcachofo, Gutiérrez explica que, al venir de un refugio donde convivía con otros gatos, habiendo sido abandonado, el animal puede pensar que le van a dejar solo otra vez (una experiencia negativa).

Podemos definir el hiperapego como una forma extrema de apego emocional donde los gatos buscan constantemente la atención y compañía de sus tutores. Tal y como le ocurre a Alcachofo, los síntomas más comunes de hiperapego son los llantos cuando se quedan solos, que nos siga a todas partes por la casa o que arañe las puertas cerradas tras las que se encuentran sus tutores.

No significa que porque no le hagamos caso o le dejemos llorar no le queramos

"Como no queremos reforzar esa relación de hiperapego, porque si le prestamos atención constantemente cuando él lo reclama, a la larga acabará empeorando la situación, aunque sea un poquito descorazonador cuando le escuchamos llorar, no debemos prestarle atención", recomienda el Gutiérrez.

El veterinario explica que cuando el gato muestra estos signos de dependencia e hiperapego, debemos tener claro desde el principio qué tipo de mensajes le tenemos que lanzar al gato. "No significa que porque no le hagamos caso o le dejemos llorar no le queramos", asegura. 

"Lo que le estamos diciendo al gato es que hay determinados tipos de comportamiento que no son positivos y que no debe tenerlos", agrega el veterinario. "Y por ello, no vamos a recompensárselos (con mimos o atención, por mucho que nos cueste), si no lo contrario, vamos a mantenernos indiferentes".

No obstante, el experto en felinos recuerda que "cada gato es un mundo" y por ello, "algunos procesos serán más rápidos que otros" ya que siempre va a depender del carácter del gato y de las circunstancias y vivencias que haya experimentado en el pasado.

Colaboradora '20minutos'

Soy Inés López García. Me formé en la Complutense con la intención de acabar informando sobre animales y medioambiente. Tuve mi primera oportunidad laboral en el medio local 'Madridiario'; luego entré en '20minutos', donde pude escribir sobre cine, series y videojuegos, mis tres hobbies. Me mudé a Londres para mejorar el inglés y escribir sobre el Brexit y el covid en la distancia. En la actualidad escribo sobre lo que siempre quise, animales, en la sección Animaleros de '20minutos'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento