Chery y Ebro producirán 150.000 automóviles en Barcelona en 2029 y crearán 1.250 empleos

Un trabajador en una fábrica de coches Chery en China.
Un trabajador en una fábrica de coches Chery en China.
CHERY
Un trabajador en una fábrica de coches Chery en China.

El grupo automovilístico chino Chery, con su llegada a la capital catalana, producirá en las antiguas instalaciones de Nissan en la Zona Franca de Barcelona hasta 150.000 automóviles en 2029 y hará que se recuperen hasta 1.250 puestos de trabajo.

El consejero delegado de Ebro, la marca propiedad de EV Motors -la empresa que ha suscrito el acuerdo con Chery-, Pedro Calef, ha avanzado los planes de la empresa conjunta creada para desarrollar la nueva actividad industrial. Lo ha hecho durante la firma este viernes para formalizar la alianza para reactivar la antigua fábrica de Nissan, que ahora será conocida como ‘Ebro Factory’.

El acuerdo, el primero que firma una empresa automovilística española con un fabricante chino, se ha suscrito en las antiguas instalaciones de Nissan en la Zona Franca, donde se empezará por producir unidades eléctricas de la marca Omoda de Chery y se continuará a final de año con el primer modelo de la renacida marca Ebro.

El acto ha contado con la asistencia del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; del de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès; del ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, y del conseller de Empresa, Roger Torrent, así como con una delegación de ejecutivos de Chery.

Calef ha detallado que la planta de la Zona Franca iniciará la producción "a final de verano" con unos 150 empleados del grupo de 600 antiguos trabajadores de Nissan que están haciendo cursos de formación, que trabajarán en el ensamblaje del Omoda 5.

De entrada, ensamblarán el Omoda 5 -inicialmente la versión de gasolina- con piezas procedentes de China, pero Calef ha explicado que más adelante se producirá la versión eléctrica de ese modelo y que luego también se fabricará en Barcelona el Jaecco 7, un vehículo de una gama superior del grupo Chery.

El primer vehículo de Ebro que se ensamblará en la nueva fábrica, bautizada como Ebro Factory, empezará a salir de las líneas de producción en el cuarto trimestre de este año y serán dos modelos SUV, de segmentos medio y medio-alto, con motorizaciones PHEV (híbridos) y combustión, bajo una plataforma y una tecnología compartidas con Chery.

El lanzamiento de la 'pick up' eléctrica de Ebro (fruto de la licencia heredada de Nissan) se prevé para más adelante.

Ebro Factory, que es propiedad de Ebro-EV MOTORS, comprende dos plantas: la de Zona Franca y la que se encuentra ubicada en Montcada i Reixach, también explotada antes por Nissan, dedicada a la estampación y soldadura de piezas metálicas.

Calef ha explicado que en la planta de Zona Franca se realizarán "importantes inversiones" en los próximos años, con la colaboración de Chery y contando con diferentes ayudas gubernamentales en forma de subsidios y préstamos.

La producción total prevista para 2029 será de aproximadamente 150.000 vehículos, que irá aumentando hasta la plena ocupación de la fábrica, mientras que se contempla que en 2027 se llegue a las 50.000 unidades.

En cuanto al empleo, el proyecto supondrá la incorporación de unos 150 trabajadores en los próximos meses, que ahora se encuentran contratados bajo la modalidad de formación, con financiación de la Generalitat.

Estos 150 forman parte de los 600 extrabajadores de Nissan que se encuentran siguiendo estos cursos y que hasta ahora vivían en una especie de limbo laboral tras perder su empleo a finales de 2021, tras la marcha del fabricante japonés de Barcelona.

Conforme aumente la producción, se irán incorporando trabajadores de esta bolsa hasta alcanzar los 1.250 puestos de trabajo.

En una fase inicial, el arranque de la producción se realizará mediante el sistema DKD (Direct Knock Down), con piezas que llegarán en barco desde China y que se ensamblarán en la fábrica, para pasar después a un modelo CKD (Complete Knock Down), utilizando las instalaciones de soldadura, pintura y montaje.

Es en esta fase cuando se contará de manera progresiva con los proveedores locales.

El apoyo clave de Gobierno y Generalitat

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado la apuesta de Chery por fabricar en Barcelona como ejemplo de "la capacidad de la industria española de reinventarse" y de "atraer grandes inversiones extranjeras": "Unidos somos imparables", ha dicho.

En su discurso, ha resaltado así la colaboración de las administraciones entre sí y con el sector privado para lograr la reindustrialización de la antigua fábrica de Nissan en Barcelona, y se ha congratulado también del renacimiento de una "marca emblemática" como Ebro, que nació en 1954 y operó hasta 1987.

El presidente ha recordado que las empresas catalanas de este sector han sido las que más fondos han recibido en el marco del Perte VEC, con unos 320 millones.

Sánchez ha tenido también palabras de apoyo y de reconocimiento para los extrabajadores de Nissan que se vieron afectados por el cierre de la planta de la Zona Franca y que, tras agotar los dos años de paro, hoy ven su futuro garantizado de nuevo.

"Soy consciente de lo que habéis sufrido (...) Para muchas familias ésta era la única nómina que llevaba a su casa", les ha dicho Sánchez, que ha apostillado: "Hoy sale el sol para muchos de todos ellos. Hoy cobra sentido todo el cariño y la solidaridad que recibieron".

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha resaltado que la multinacional china "ha elegido Cataluña para implantarse en Europa" y para "abrirse las puertas" de este continente.

"Es un día de felicidad porque hemos conseguido la reindustrialización (...) Desde el primer momento el Govern se comprometió a trabajar por una alternativa industrial, a no bajar los brazos y a no darse por vencido", ha dicho.

Al acabar el acto, Sánchez, Jordi Hereu y Pere Aragonès se han acercado a un grupo de exempleados de Nissan que seguían el acto para celebrar con ellos la nueva etapa, y se han intercambiado aplausos mutuos y algún abrazo para posar luego juntos en una foto de familia conjunta.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Chery Automobile, Guibing Zhang, ha asegurado durante su discurso que el acuerdo entre Chery y Ebro supone al mismo tiempo una "cooperación estratégica" entre España y China.

El directivo chino ha dicho que se propone que España sea una "de las principales bases de exportación de vehículos" de Chery a nivel mundial, ya que quiere usar las instalaciones de Barcelona para exportar también vehículos a otras partes de Europa.

"Ebro y Chery han encontrado oportunidades comunes" con esta alianza, ha dicho el directivo de Chery, que ha resaltado que el grupo vendió 1,88 millones de vehículos en 2023. 

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento