EEUU, en alerta por una "grave amenaza" para su seguridad relacionada con Rusia y que viene del espacio

Combo de imágenes del presidente de EE UU, Joe Biden, y el presidente ruso, Vladimir Putin.
Combo de imágenes del presidente de EE UU, Joe Biden, y el presidente ruso, Vladimir Putin.
EFE
Combo de imágenes del presidente de EE UU, Joe Biden, y el presidente ruso, Vladimir Putin.

EEUU ha confirmado que actualmente se enfrenta a una "grave amenaza" para la seguridad nacional, la cual está relacionada con el desarrollo por parte de Rusia de un arma contra satélites en el espacio. Así lo ha trasladado este jueves John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, que ha dado más detalles sobre esta advertencia a la que aludió  el presidente del comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes estadounidense, Mike Turner, este miércoles en un comunicado.

"Puedo confirmar que se trata de una tecnología antisatélites que Rusia está desarrollando", ha avanzado Kirby, quien rechazó aclarar si se trata de un tipo de armamento que incluye capacidad nuclear, algo que habían reportado previamente medios del país. Ahora bien, el portavoz ha afirmado que el desarrollo de ese tipo de armamento es "preocupante", aunque "no existe una amenaza inmediata para la seguridad de nadie".

"No estamos hablando de un arma que pueda ser utilizada para atacar a seres humanos o para causar una destrucción física aquí en la Tierra. Dicho esto, hemos estado siguiendo de cerca esta actividad rusa y vamos a seguir tomándonos esto de manera muy seria", ha aseverado Kirby al indicar que este tipo de armamento "no está activo" actualmente ni se ha desplegado en el espacio.

Asimismo, el portavoz ha señalado que Rusia ha estado trabajando en el desarrollo de este tipo de armamento durante "muchos meses, e incluso puede que algunos años", aunque no fue hasta hace unas semanas que la comunidad de inteligencia de EEUU pudo concluir con mayor confianza que Moscú continúa persiguiendo este objetivo.

Según Kirby, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha seguido de cerca toda esa amenaza y ha ordenado que se informe tanto a los aliados de EEUU en el mundo como que haya contacto con Rusia para abordar este problema, aunque todavía no ha podido establecerse una vía directa de comunicación con el Kremlin. Además, la Casa Blanca informará al Senado cuando vuelvan a celebrarse sesiones el 25 de febrero.

Además, Biden ha pedido al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, que se reúna este jueves con líderes demócratas y republicanos en el Congreso para hablar con ellos sobre la última información de inteligencia al respecto. El asesor tiene previsto reunirse con lo que se conoce como la "banda de los ocho", que incluye a los líderes de cada uno de los dos partidos tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, así como a los presidentes y los miembros de la oposición de ambos comités de inteligencia.

De hecho, durante una rueda de prensa, Sullivan ha afirmado que esta semana había conversado personalmente con líderes de ambos partidos implicados en temas de seguridad, incluido Turner, y que le sorprendió "un poco" que el legislador hiciera esos comentarios este miércoles.

Y es que en una carta enviada a sus correligionarios republicanos, Turner señaló que su comité había identificado "un asunto urgente con respecto a una capacidad política extranjera desestabilizadora" que todos los miembros del Congreso deberían conocer. Así, anunció que EEUU se enfrentaba a una "grave amenaza", pero no especificaba su naturaleza, y solicitaba a Biden que desclasificara información de inteligencia sobre dicha amenaza para que el público pudiera acceder a ella.

La misiva explicaba que el comité había votado el martes a favor de desclasificar la información sobre esta amenaza y que ahora todos los miembros de la Cámara Baja podían acceder a la información sobre ese asunto. Poco después del anuncio de Turner, la Casa Blanca rechazó ofrecer más información; pero la cadena de televisión ABC, citando a dos fuentes, indicó que esa amenaza estaba relacionada con la intención de Moscú de poner armas nucleares en el espacio para atacar satélites.

Los satélites en el espacio se han convertido en un elemento importante de la guerra en Ucrania, ya que las fuerzas ucranianas han estado utilizando la constelación Starlink de SpaceX para sus comunicaciones y planificar cómo actuar en el campo de batalla. 

Se insta a la calma

Desde el Senado se ha instado a la cautela, en palabras del presidente del Comité Selecto de Inteligencia de esa cámara, el demócrata Mark Warner, y de su vicepresidente, el republicano Marco Rubio. "El Comité de Inteligencia del Senado tiene la información en cuestión y ha estado siguiendo rigurosamente este asunto desde el principio. Seguimos tomando este asunto en serio y estamos discutiendo una respuesta adecuada con la administración", han dicho en una declaración conjunta.

Mientras tanto, según añadieron, hay que "ser cautelosos a la hora de revelar fuentes y métodos que pueden ser clave para preservar las opciones para acciones por parte de EEUU".  Por su parte, el presidente de la Cámara Baja de EEUU, el republicano Mike Johnson, ha instado a la calma ante la filtración. 

"Quiero garantizar a los estadounidenses de que no hay necesidad para la alarma pública. Vamos a trabajar juntos para abordar este tema, como hacemos con todos los temas sensibles que están clasificados", ha indicado Johnson en declaraciones a la prensa. Asimismo, el presidente de la Cámara Baja recalcó que urgirá a la Administración de Joe Biden a tomar "las medidas adecuadas".

La OTAN vigila todas las amenazas potenciales 

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha asegurado este jueves que la organización militar intercambia información de Inteligencia y vigila "todas las amenazas potenciales en todos los dominios y desde todas las direcciones" tras el aviso lanzado por EEUU.

Sin querer entrar en más detalles, Stoltenberg se ha referido así al hecho de que Washington haya trasladado a sus aliados información sobre este posible desarrollo por parte de Moscú, si bien el sistema no estaría en órbita y "no está claro hasta qué punto ha progresado la tecnología".

Este hecho llega en plena polémica en Washington por el bloqueo en la Cámara de Representantes de la ayuda militar a Ucrania, aspecto que genera incertidumbre entre aliados, que piden a EEUU seguir los pasos de la Unión Europea y garantizar la asistencia a largo plazo a Ucrania.

A este respecto, Stoltenberg ha elevado la presión este jueves con un mensaje a los congresistas estadounidenses para que den el visto bueno a la ayuda porque "hay una amplia mayoría en el Congreso que apoya a Ucrania". En este sentido, ha indicado que se empieza a notar el "impacto" en el campo de batalla, en referencia a la escasez de munición, y ha recalcado que el presidente ruso, Vladimir Putin "no debe ganar en Ucrania y eso requiere el apoyo de todos los aliados de la OTAN".

"Si Putin gana en Ucrania, también será un desafío para nosotros. Será un mensaje para los líderes autoritarios, como el presidente de China, Xi Jinping, de que cuando utilizan la fuerza militar, consiguen lo que quieren. Lo que ocurre hoy en Ucrania puede ocurrir mañana en Taiwán", ha advertido, en una referencia a la situación en Asia Pacífico, área geográfica que preocupa a Estados Unidos los últimos años.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento