Esta ha sido la temperatura más baja de la historia registrada en España: fue hace poco y superó los 35 grados bajo cero

Carretera en España nevada
Carretera en España nevada
Getty Images
Carretera en España nevada

Aquel dos de febrero de 1956, los lagos de Buda (Tarragona) se convirtieron en hielo y los pescadores se dedicaron a buscar peces que flotaban muertos. "Se calcula que se recogieron 8.000 kilos", contaba la agencia Efe el 4 de febrero de 1956. 

Ocurrió hace medio siglo. Entonces, un frente de aire siberiano llegó a la península Ibérica, convirtiéndose en la mayor ola de frío vivida en España desde finales del siglo XIX, momento en el que comienzan los registros. "Un año sin naranjas aboca al país a la falta de divisas", encabezaban los noticiarios radiofónicos aquel mes de febrero que, según José Antonio López, del Instituto Nacional de Meteorología (INM) fue "en su conjunto, el mes más frío de la historia reciente de España y muy especialmente en el Mediterráneo". Más de tres semanas seguidas con temperaturas bajo cero.

Un país paralizado por el frío: la siberiana de 1956

El frío de aquel febrero llegó a todos los rincones del país. Las carreteras eran intransitables, los aviones y los barcos quedaron en tierra y el hielo alcanzó el agua del mar, que quedaba congelada en las rocas y arrecifes de la Costa Brava, aunque la peor parte se la llevo el lago de Estanygent, en Lleida, que alcanzó los -32 grados bajo cero. 

El observatorio de Igeldo, en San Sebastián, registró -12,1 grados, mientras que en Girona se llegó a los -10,5 grados y en Barcelona, a los -6,7 grados. En la costa la embestida de la siberiana fue aun más feroz: en en Pamplona llegaron a los -15,2 grados y en Vitoria, a los -16,8. Valencia y Castellón registraron récords de frío, con mínimas de -7,2 y-7,3 grados respectivamente, e incluso Almería descendió hasta los -1,2 grados.

2021, el año que superó el récord

Definir el año 2021 con una palabra es sencillo: Filomena. Aquel fenómeno meteorológico dejó nevadas inusuales en gran parte del país y, además, se registraron valores inferiores a los 30 °C en el Pirineo de Lleida y -35,6 °C en la vertiente leonesa de la cordillera cantábrica, un valor que hasta ahora nunca se había medido en nuestro país. Sin embargo, desde Meteored explican que "estas estaciones meteorológicas son muy recientes y no cuentan con una serie larga de registro, por lo que no es posible comparar esta última ola de frío con el episodio de 1956 en la zona".

El pueblo más frío de España

Su fama le precede porque, el 28 de enero de 1952, hace más de setenta años, sus termómetros llegaron a marcar -28,2ºC, y aunque no es lo normal en este pequeño pueblo de Guadalajara, su temperatura media anual son 10.7 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Hablamos de Molina de Aragón, situado al nordeste de la provincia. Se le conoce como uno de los vértices del 'Triángulo del frío', bautizado así por el periodista Vicente Aupí en uno de sus libros. Los dos restantes están en Teruel capital y Calamocha.

Sin embargo, aunque Calamocha es el pueblo que tiene el récord de las temperaturas más bajas en España, con 30 grados bajo cero registrados el 17 de diciembre de 1963, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Molina de Aragón tiene, durante el invierno, unas temperaturas mínimas de -3,5 grados.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología apuntan que es posible que en pueblos de la sierra, en las inmediaciones de Molina de Aragón, haga más frío, pero no disponen de datos tan precisos.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento